Diciembre helado

El divertido (y doloroso) patinazo de María José Suárez en Zurich

La diseñadora vive su primera Navidad como mamá

1 / 10

1 / 10

María José9. Vacaciones en la nieve

2 / 10

María José7. Primera Navidad como mamá

3 / 10

Escalones traicioneros

4 / 10

María José1. María José, al suelo

5 / 10

María José4. "Esto no lo grabes"

6 / 10

María José3. Muerta de la risa

7 / 10

María José2. Dolorida y mojada

8 / 10

María José6. Sin consecuencias

9 / 10

Fin de semana romántico

Más Sobre...

Vacaciones de los famosos Famosos en la nieve Madres famosas

17 de diciembre de 2017, 11:58 | Actualizado a

Está guapa y divertida hasta cuando se cae. María José Suárez está pasando unos días en Zurich junto a su pareja, el empresario Jordi Nieto. El bebé de ambos, Elías, de cuatro meses y que está hecho una preciosidad, se ha quedado en España, de modo que ha sido un fin de semana de lo más romántico. En Zurich, María José está viviendo unos días inolvidables, es su primera Navidad como mamá, lo que la convierte ya en algo mucho más especial.

Relacionado con esta noticia

Y en Zurich, ciudad que vive muy intensamente la Navidad, como es tradición en Centroeuropa, hay nieve, casitas de cuento, villancicos, luces, abetos... todo el 'atrezzo' para empaparse bien del espíritu navideño. Pero por la noche, además de hacer un frío que pela, la nieve se congela y se convierte en hielo. Y, claro, hay que caminar con mucho cuidado para no dar con tus huesos en el suelo.

Eso, justamente, es lo que le pasó a María José. Llegando al hotel en el que se hospedan, iba grabando un Stories –la verdad es que el paisaje lo merece– mientras bajaba por unas escaleras nevadas, es decir, heladas. Y allá que se le fue el pie y, zas, de culo al suelo. María José no paraba de reír mientras se lamentaba del dolor –hay que decir que las caídas en el hielo duelen bastante– y al ver que Jordi cogía su móvil, empezó a gritar: "Esto no lo grabes". No le hizo caso Jordi y vaya si lo grabó.

Por suerte, la caída no tuvo mayores consecuencias que las risas –y el dolor del culete– de la diseñadora que, como decimos, se lo tomó a guasa. Claro que sí, que un resbalón lo tiene cualquiera.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?