Todos los detalles

Te descubrimos las vacaciones de lujo de Diego Matamoros y su novia en Maldivas

La pareja aprovecha estos días para vivir las mejores vacaciones de toda su vida

Cerrar galeríaDesplegar galería
1 / 18

1 / 18

diego matamoros y novia 67. Estela en la cama king-size de su villa

2 / 18

diego matamoros y novia 63. Diego prueba que las almohadas son de calidad

3 / 18

diego matamoros y novia 74. Una vista completa del dormitorio

4 / 18

diego matamoros y novia 59. Camas flotantes

5 / 18

diego matamoros y novia 60. Puestas de sol que recordarán siempre

6 / 18

diego matamoros y novia 80. El resort está orientado para ver bien las puestas de sol

7 / 18

diego matamoros y novia 61. El agua es para disfrutar

8 / 18

diego matamoros y novia 77. El gimnasio del complejo hotelero

9 / 18

diego matamoros y novia 65. Estela también se remoja

10 / 18

diego matamoros y novia 62. La bicicleta

11 / 18

Captura de pantalla 2016-08-17 a la(s) 11.47.27. Un complejo de auténtico lujo

12 / 18

diego matamoros y novia 69. 💙 #muymuylejos

13 / 18

diego matamoros y novia 78. El Spa

14 / 18

diego matamoros y novia 66. Pedaleando y conociendo mejor la isla

15 / 18

diego matamoros y novia 72. Baño exterior

16 / 18

diego matamoros y novia 64. Noches de verano de ensueño

17 / 18

Captura de pantalla 2016-08-17 a la(s) 11.49.27. Cine

Más Sobre...

Vacaciones de los famosos Verano Exclusivas

17 de agosto de 2016, 13:57

Es oficial. Diego Matamoros Flores y su novia, Estela Grande, están viviendo las vacaciones de su vida. Y si nos lo permitís, os vamos a contar todos los detalles de este lujosísimo descanso del que está disfrutando el hijo de Kiko.

Relacionado con esta noticia

El entrenador personal, que ahora ha manifestado su deseo de ser actor, está pasando unos días de ensueño en las islas Maldivas, en concreto, en un resort de lujo situado en un atolón. Se trata de un complejo hotelero compuesto únicamente por villas privadas, que dan mucha más intimidad a quienes las alquilan. El precio de estas habitaciones con toda clase de comodidades es de 800 euros para la villa más barata y, por tanto, de menor tamaño. Lo de menor tamaño es por decir algo, pues nos referimos a 220 metros cuadrados.

Las villas cuentan con un acceso privado a la playa, para poder estar disfrutando del mar en todo momento sin necesidad de ser molestado o interrumpido por curiosos. Así Estela y Diego se pueden dedicar a las sesiones de fotos con las que obsequian a todos sus seguidores en Instagram, en las que él saca músculo, y ella luce curvas. Gustan y lo saben.

Otra de las comodidades especiales que cuentan estas 'casitas' más grandes que cualquier piso en el centro de Madrid es el baño exterior. ¿Os imagináis daros una relajante ducha mientras oís las olas del mar de fondo o la fauna a vuestro alrededor? Ellos no tienen por qué imaginánerselo, porque lo disfrutan cada mañana.

Y por si el estrés de las vacaciones está acabando con sus nervios (con este plan tan ajetreado lo entenderíamos perfectamente), disponen de un spa en el que mimarse. Pueden recibir tratamientos faciales y corporales como masajes, y después relajarse en las tumbonas con mejores vistas y disfrutar de un aperitivo saludable, que son vacaciones pero hay que seguir manteniendo la forma. Y hablando de comer. ¿Habrán probado Estela y Diego los 6 restaurantes sobre el agua de los que dispone el resort? Por si nos están leyendo, no dejéis de probar el Zen con su menú tradicional Kaiseki, que aseguran que es delicioso por su sushi. De nada.

Pero si lo que de verdad quieren es vivir una aventura única, tendrían que participar en la actividad ‘Buscando a Nemo’ en la que sumergirán en las profundidades del mar Índico para rodearse de pececillos de colores y criaturas que hasta ahora solo habían visto en acuarios.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...