Pistorius, O.J. Simpson, Andrew Hall...

Deportistas que resultaron culpables de homicidio

¿Y tú qué opinas?

19 de septiembre de 2014, 17:00

Por AMADEU GARCÍA

El caso de Oscar Pistorius ha devuelto a la actualidad una cuestión para nada poco importante. Los famosos, por famosos que sean, también son personas. Y, como tales, no están exentos de caer en los mismos errores que cualquiera. Una premisa que indica que, desde luego, tampoco están libres de cometer las más variadas atrocidades. Entre ellas, las de arrebatar una vida. Ya sea de manera voluntaria o accidental, la lista de famosos involucrados en crímenes de sangre no es en absoluta corta. En este caso, a raíz de las novedades en el juicio a Pistorius, nos centraremos sobre todo en una parte de esos famosos: lo deportistas.

1. Oscar Pistorius

Pistorius
Gtres

Acusado por la muerte de su novia, Reeva Steenkamp. El tribunal que le juzga ha descartado el cargo de asesinato. Posiblemente, al no hallar en su caso la necesaria premeditación para tal efecto. El atleta, el primer paralímpico en competir con atletas no amputados y conocido por el sobrenombre de ‘Blade Runner’, por el tipo de prótesis que usaba en competición, alega que disparó contra la puerta del baño al creer que había un ladrón dentro del mismo. No obstante, algunos testigos aseguran que antes de producirse los disparos oyeron una fuerte discusión entre Pistorius y su pareja y que ella decidió refugiarse en el baño. El deportista, entonces, habría disparado hasta en tres ocasiones contra la puerta del mismo, lo que acabaría provocando la muerte de su novia. Una sucesión de hechos que ha llevado al tribunal a considerar lo ocurrido en la casa de Pistorius como un homicidio. El próximo 13 de octubre se sabrá la sentencia definitiva del caso.

2. O. J. Simpson

oj simpson
Gtres

El ex jugador de fútbol americano que trató de abrirse camino como actor (la saga de humor ‘Agárralo como puedas’ fueron las tres últimas de su carrera en este sentido, pero tuvo también papeles en el film ‘Capricornio Uno’, ‘El coloso en llamas’ o ‘El puente de Cassandra’ y apareció en la serie ‘Raíces’) fue acusado en 1994 del asesinato de su ex esposa, Nicole Brown, y el amante de ésta, Ronald Goldman. La espectacular persecución que protagonizó, emitida en directo por televisión, ya invitó a muchos a pensar que su culpabilidad era más que probable. No obstante, fue declarado no culpable en el juicio penal, cuya sentencia se hizo pública el 3 de octubre de 1995, seguida también en directo por televisión y en la que algunos quisieron ver el resultado de múltiples irregularidades en el juicio. En 1997, un jurado civil le consideró culpable de muerte dolosa en este mismo caso y se le condenó a pagar una fianza de más de 33 millones de dólares que el ex jugador jamás llegó a abonar en su totalidad. Incluso se trasladó de estado para evitar el embargo de sus bienes. Tras ambos juicios, su vida cayó en picado. Tanto, que en 2008 fue detenido en Las Vegas y acusado de varios delitos más, entre los que se encontraban robo y secuestro, y condenado a 33 años de prisión, sin derecho a libertad condicional antes de cumplir los nueve años de condena.

3. Javier Flórez

Este futbolista colombiano fue encarcelado por homicidio en julio de 2009. Después de un partido de fútbol, fue increpado por Israel Cantillo, un hincha del que era entonces su propio equipo, Junior Barranquilla. La discusión fue subiendo de tono y, tras abandonar la que sería finalmente la escena del crimen en un primer momento, el jugador regresó, se enzarzó de nuevo en una disputa y acabó disparándole dos tiros con una pistola. La fiscalía llegó a pedir una condena de entre 24 y 50 años para Flórez pero, tras llegar a un acuerdo y que éste abonara una indemnización de 150 millones de pesos colombianos (al cambio actual unos 60.000 euros), quedó en libertad en septiembre de ese mismo año. El mediocampista ha alegado también que se encontraba en estado de embriaguez cuando realizó los disparos y que lo hizo en defensa propia. En 2012, fichó por el Cúcuta Deportivo, de la segunda división colombiana, donde aparentemente sólo estuvo una temporada.

4. Chris Benoit

chris benoit
gtres

Luchador profesional, considerado entre los mejores de la historia de esta televisiva disciplina, su cuerpo sin vida fue hallado junto con el de su esposa, Nancy, y el de su hijo de siete años, Daniel, que sufría el síndrome X frágil, en su residencia. Según la policía, Benoit estranguló a ambos y luego se suicidó. Los cuerpos sin vida fueron descubiertos por los agentes cuando acudieron a la casa para recoger al luchador, que había faltado a una reunión de servicios sociales a la que debía acudir tras ser acusado de malos tratos por su mujer. Aunque se especuló con la posibilidad de que el uso de esteroides pudiera haber estado detrás de los asesinatos, un ex compañero de Benoit le sugirió al padre de éste que los daños cerebrales producto de su carrera deportiva tal vez podrían estar relacionados con sus tan terribles últimos actos. Un análisis confirmó que el cerebro estaba efectivamente muy dañado, lo que llevó al padre del luchador a convencerse plenamente de que ése era el motivo de los asesinatos y del posterior suicidio de su hijo.

5. Andrew Hall

En 2012, Andrew Hall, un joven futbolista del Stoke City inglés, formado en la cantera de ese mismo club, fue condenado a cadena perpetua por el asesinato de su novia, Megan, quien tenía sólo 15 años. Hall, que había discutido en infinidad de ocasiones con ella a causa de sus continuos celos en una relación que se prolongó durante unos nueve meses, le asestó 60 puñaladas el 9 de junio de ese mismo año. Tras volver a casa asustada por la enésima fuerte discusión entre ambos, aceptó salir más tarde con él para tratar de arreglar las cosas. Horas después, tuvo lugar el trágico desenlace. “Creo que acabo de matar a mi novia. Dios mío, la quiero mucho, ¿Qué he hecho? He arruinado mi vida y mi carrera, también su vida”, declaró tras ser arrestado, según recogió entonces el rotativo inglés The Independent.

6. Carlos Monzón

El boxeador argentino Carlos Monzón fue declarado culpable del homicidio de su segunda esposa, Alicia Muñiz, en 1988. El púgil, nacido el 7 de agosto de 1942, regresó borracho a casa tras una fiesta el 14 de febrero de ese mismo año. Sus problemas con el alcohol venían arrastrándose desde hacía mucho tiempo. Tras una fuerte discusión, golpeó a su mujer, la estranguló y acabó arrojándola al vacío desde el balcón de su casa en Mar del Plata. Tras hacerlo, decidió seguirla en su caída, por las que sufrió heridas en un hombro. Tras su detención y juicio, posiblemente tan mediático como el de O. J. Simpson, fue condenado a 11 de prisión. Durante uno de los permisos que obtuvo hacia el final de su condena, sufrió un accidente automovilístico el 8 de enero de 1995 en el que acabó perdiendo también la vida.

7. Bruno Fernandes

Bruno fernandes
Gtres

El ex portero del Flamengo Bruno Fernandes fue condenado en 2010 a 22 años y tres meses de prisión por el asesinato de una ex amante, Eliza Samudio, con la que había tenido un hijo. Según las autoridades brasileñas, encargó la muerte de la joven, que se ganaba la vida como modelo y actriz en películas para adultos, entre otras actividades, para evitar pasarle una pensión por el pequeño. Un amigo y un joven primo del ex arquero habrían secuestrado a Samudio y, tras golpearla, habrían encargado la muerte de la misma a un ex policía que abandonó Brasil al poco de hacerse público el caso. Según las investigaciones que se llevaron a cabo entonces, el cuerpo de la chica fue descuartizado y entregado a una jauría de perros para que hicieran desaparecer el cadáver. El ex meta siempre ha negado haber encargado ese asesinato e incluso ha protagonizado varios intentos de suicidio en la cárcel. Su club le despidió por telegrama mientras se encontraba entre rejas, alegando que ésa era la única manera en que podían contactar con él.

8. Jovan Belcher

Este linebacker de los Kansas City Chiefs se suicidó el 1 de diciembre de 2012, a los 25 años de edad, tras haber matado a su novia, Cassandra Perkins, con la que compartía domicilio y con la que tenía una hija, Zoey, de sólo tres meses de edad cuando se desató la tragedia. La pareja mantenía frecuentes discusiones, debido al gusto por la vida nocturna del joven jugador de fútbol americano. La noche previa a los sucesos, tuvieron de nuevo una acaloradísima disputa después de que Belcher llegara a casa pasada la una de la madrugada. Tras ésta, abandonó de nuevo el hogar y se marchó dispuesto a continuar con la juerga, ajeno posiblemente a que ésa iba a ser la última. Regresó a su casa sobre las 6.30 de la mañana, discutió de nuevo con su novia y le pegó un tiro delante de su propia madre, quien llamó a la policía para contar lo que había hecho su hijo mientras se oían de fondo los lloros de su nieta. Tras matar a su mujer, Belcher se fue al estadio de los Chiefs, donde, tras encontrarse casualmente con el mánager del equipo, Scott Pioli, le confesó lo que había hecho. Después de pedirle que tanto él como el propietario del equipo, Clark Hunt, cuidaran de su pequeña, se suicidó disparándose un tiro en la cabeza. Los análisis de sangre posteriores confirmaron que su tasa de alcohol en sangre era el doble de la legalmente permitida.

9. Rudi Visagie

Algunos han querido ver en lo que le sucedió a este ex jugador de los Springboks, la selección sudafricana de rugby, fuertes paralelismos con el caso de su compatriota Oscar Pistorius. En mayo de 2004, Visagie mató a su hija, de 19 años, al confundirla con un ladrón que le estaba robando el coche. El ex jugador fue despertado por su mujer, al oír unos ruidos en la calle. Ella pensó que alguien trataba de robar el automóvil de su pequeña y alertó a su marido, quien disparó contra el supuesto delincuente, pensando que su niña dormía plácidamente en su habitación. Nada más lejos de la realidad. La chica había dejado la casa a las cinco de la mañana, para llevarle un regalo a su novio, algo de lo que sus padres ya estaban avisados. Sin embargo, la bala disparada por su propio padre acabó finalmente con su vida. El clima de psicosis que se había desatado en el barrio, tras el asesinato una semanas antes de unos vecinos, contribuyó también al trágico desenlace. Las autoridades sudafricanas dictaminaron que el sufrimiento causado por la muerte de su hija ya era castigo más que suficiente para Visagie y decidieron no llevarlo a juicio. En un primer momento, incluso el propio ex jugador de rugby trató de ponerse al lado de Pistorious, recordando su trágico caso. Las circunstancias entre el uno y el otro, vista la reacción de los tribunales, parecen ser bastante diferentes.

10. Patrick Kluivert

monzon
Gtres

En 1996, este ex futbolista holandés, que defendió las camisetas del Ajax, del Barcelona y del Valencia, entre otros, fue condenado a 240 horas de trabajos comunitarios por homicidio involuntario. El ex jugador, que tenía en aquel entonces 19 años de edad, colisionó contra otro vehículo mientras se encontraba al volante de un BMW prestado, causando la muerte al conductor del otro coche implicado en el accidente y heridas graves a su acompañante. El fallecido fue Marten Putman, de 56 años y director de un teatro en Rotterdam. Durante el juicio, el ex delantero admitió que circulaba por encima del límite de 50 kilómetros por hora, si bien quiso también recalcar que su velocidad no era tan elevada como llegaron a señalar algunos testigos. El trabajo de los peritos encargados de aportar pruebas al caso, no obstante, demostró que Kluivert circulaba en el momento de la colisión a más de 100 kilómetros por hora. Estos antecedentes acabarían pasándole factura varios años después, en verano de 2003, en el transcurso de su primer viaje a Estados Unidos con la plantilla del Barcelona. Dado que había cometido un delito en el que se había producido la muerte de una persona, necesitaba un visado especial y no se le permitió entrar en el país en primera instancia, así que tuvo que regresar, tramitarlo y volver a viajar después para reunirse con el resto de sus compañeros.

Noticias relacionadas

Lo más visto

  1. "Bárbara y Adara se metieron en un bucle demasiado espeso y me empezaron a hartar un poquito"
  2. ¿Quieres saber a qué famosa te pareces?
  3. El cambio radical de Kate Moss
  4. ¿Qué ha pasado para que Beatriz Luengo esté llorando como una Magdalena?
  5. Primeras imágenes y mensaje incendiario de Alba Carrillo desde Laponia