Itziar Ortega recibió el cariño de sus amigos

Darío Barrio, despedido entre lágrimas

¿Y tú qué opinas?

Itziar Ortega
Gtres

13 de junio de 2014, 10:26

Aún sobrecogidos por su prematura muerte, decenas de amigos y familiares de Darío Barrio se reunieron ayer en la iglesia de Santo Domingo de la Calzada de Algete (Madrid) para despedir al cocinero. Una ceremonia emotiva en la que fueron inevitables las lágrimas al recordar su repentina marcha.

Itziar Ortega, su exmujer, la madre de sus hijos, su socia -habían fundado juntos Dassa Bassa hace una década- y su amiga, recibió el abrazo de los asistentes, en un intento de confortarla en un momento tan difícil. Darío deja huérfanos a dos niños, Telmo y Lucas, de 8 y 6 años. Dos niños que habían heredado su pasión por la aventura y a los que a menudo hacía partícipes de sus hazañas. El fatídico día de su muerte, el pasado 6 de junio, los pequeños se encontraban con él en Segura de la Sierra (Jaén), cuando algo salió mal y cayó al vacío practicando salto B.A.S.E. Itziar, nada más conocer la noticia, acudía para hacerse cargo de los niños, que fueron testigos del accidente.

Darío Barrio con sus hijos
Twitter

El cariño que despertaba Darío Barrio se podía medir con la cantidad de amigos que acudieron a despedirle. Los presentadores Goyo González y Ainhoa Arbizu y el cantante Ramoncín fueron algunos de ellos. Pero desde el mismo día de su fallecimiento, sus compañeros de profesión mostraron a través de las redes sociales su consternación. Jordi Cruz, Chicote, Jorge Andrés... Todos reconocían a la gran persona y al buen amigo que marchaba con la muerte del compañero, que tenía solo 42 años.

Goyo González, Ainhoa Arbizu y Ramoncín
Gtres

Lo más visto

  1. Charlotte Cannigia, de GH VIP 4, en peligro de muerte
  2. El emotivo nuevo tatuaje de Rocío Flores, que no gustará a su madre
  3. "Imagino los gritos apagados de Rocío Carrasco, viendo a sus hijos participando en un eterno funeral, cargado de folklore y mercadeo"
  4. El triángulo de Terelu, Kike y Mónica Hoyos
  5. ¿Por qué los duques de Cambridge nunca se dan la mano en público?