Bunga bunga a millón

¿'Cuantísimos' millones dices que pide Berlusconi por una de sus casas?

500 millones por la mansión de Cerdeña en la que celebraba sus fiestas

silvio berlusconi casa

Conchi Álvarez de Cienfuegos

@conchiacl

Más Sobre...

Políticos

11 de agosto de 2015, 12:11

500 millones de euros. Ahí es nada. 500 millones de euros con los que se podría pagar la deuda de países como Brunéi o Burundi. Pero no, esa barbaridad de millones no irá destinada a aliviar la deuda de un país del tercer mundo, sino que irá íntegra al bolsillito del señor Silvio Berlusconi, quien pide esa cantidad por Villa Certosa, su mansión en Cerdeña célebre por haber albergado las fiestas ‘bunga bunga’. ¡Quien la adquiera estará comprando historia, oiga!

El que un día fuera atacado con un suvenir de la catedral de Milán, cree que este precio es más que razonable por una mansión de estas características: 4.000 metros cuadrados, tres viviendas, lago privado, piscina, 126 habitaciones, acuario de 900 metros cuadrados ¡y hasta un volcán!… una casita de veraneo la mar de apañada, como os imagináis. Y si creéis que a ese precio no le van a salir pretendientes, os equivocáis. Un príncipe saudí, heredero del rey Salman, parece haber echado el ojo a la villa y anda en negociaciones con el ex primer ministro italiano. Y Berluscuni, deseoso de deshacerse de la mansión (quién lo iba a decir, con la de buenos momentos que ha pasado en ella), pues lleva puesta a la venta desde el 2007, está ofreciendo toda clase de comodidades al posible comprador, incluyendo una visita guiada por él mismo a través el casoplón.

Il Corriere della Sera, el medio que publica la información, ha barajado también la posibilidad de que quien esté de verdad comprando la casa sea el propio rey y no su sobrino. A Salman le gustan tanto como al que más las fiestas y el lujo, así que una villa como la italiana haría sus delicias. Además, parece que Europa le encanta. Recientemente pasó unos días en la Costa Azul donde pidió que se cerrara solo para él una playa pública, y donde se lo vio derrochando a manos llenas. Berlusconi, felicidades, has dado con la horma de tu zapato.

Noticias relacionadas

Loading...