Acompañado de Irina y de su hijo

Cristiano, emocionado al recibir el Balón de Oro

¿Y tú qué opinas?

14 de enero de 2014, 10:31

Es la gran fiesta del fútbol. La entrega del Balón de Oro, que premia al mejor futbolista del año, se ha convertido en una auténtica pasarela de deportistas famosos y sus atractivas parejas, que nada tiene que envidiar a la más glamurosa alfombra roja hollywoodiense.

La gala se celebró ayer en el Kongresshaus de Zurich (Suiza) y ahí estuvieron los tres finalistas: Cristiano Ronaldo, el favorito, Leo Messi, el ganador de las cuatro ediciones anteriores, y Franck Ribéry, del Bayern de Munich.

Todas las quinielas apuntaban a que este año Cristiano Ronaldo sería el vencedor. Y no se equivocaron. Cristiano Ronaldo subió al escenario con su hijo, Cristiano Ronaldo Jr., de 3 años, quien por cierto debutó posando en un ‘photocall’. Era tal la emoción del delantero portugués que, tras decir unas palabras de agradecimiento, su voz se quebró y rompió a llorar. “No tengo palabras. Gracias a mis compañeros del Real Madrid y de la selección y a mi familia. Es un honor”. Cristiano Ronaldo recordó al recientemente fallecido futbolista portugués Eusebio y quiso dedicar el premio “a mi novia y a mi hijo. Es un momento muy emocionante. No puedo hablar más”.

Pilar lució embarazo

Una de las parejas más llamativas fue la formada por Sergio Ramos y Pilar Rubio, ambos vestidos por Carolina Herrera. Pilar, embarazada de cinco meses y medio, recordará sin duda que en la gala del año pasado acompañó a su novio, haciéndose así oficial su noviazgo. Claro que para llamativo, el traje granate de Dolce & Gabbana que vistió Messi. El argentino no se llevó el Balón de Oro, pero sí casi todos los flashes. Acudió acompañado de su pareja, Antonella Rocuzzo, vestida en azul por Rosa Clará. La misma diseñadora que eligió Núria Cunillera, esposa de Xavi Hernández, aunque ella en rojo fuego.