Muy sano

Crema de mozzarella con tomates y albahaca

Crema de mozzarella con tomates y albahaca

7 de junio de 2017, 08:00


4 per. 50 min. + reposo

Para la sopa:
250 g de mozzarella
1 dl de nata líquida
150 ml de leche
Sal
Pimienta blanca
Para la guarnición:
12 bolitas de mozzarella
12 tomates cereza
20 g de queso parmesano
1 pizca de ralladura de limón
Pimienta negra en grano
Para la gelatina:
30 hojas de albahaca
1 hoja de gelatina


Para la sopa: escurre la mozzarella y pasa el líquido de conservación al vaso de la batidora. Trocéala y añádela, junto con la leche y la nata. Tritura hasta obtener una mezcla cremosa y homogénea. Sazónala, añade una pizca de pimienta y resérvala, tapada, en la nevera hasta el momento de servirla.
Deja la gelatina en remojo de agua fría durante 5 minutos, para que se ablande. Lava las hojas de albahaca y escáldalas en un cazo con un vaso de agua durante unos segundos. Escúrrelas, reservando el agua de cocción. Mézclalas con un vasito del agua reservada, tritúralas y pasa el puré obtenido por un colador de malla fina.
Escurre la hoja de gelatina, presionando con las manos para que pierda toda el agua, y mézclala con unas cucharadas del líquido de cocción de la albahaca bien caliente. Remueve hasta que la gelatina se disuelva por completo. Mezcla esta preparación con el puré de albahaca y viértelo en un recipiente rectangular de paredes bajas. Déjala cuajar en el frigorífico durante al menos 6 horas.
Lava los tomates cereza y sécalos con papel de cocina. Desmolda la gelatina de albahaca y córtala en daditos. Repártelos en 4 cuencos, con las bolitas de mozzarella y los tomatitos. Saca la crema de la nevera, remúevela bien y agrégala a los platos. Corta el queso parmesano en lascas y disponlas por encima. Espolvorea con un poco de pimienta negra recién molida y con la ralladura de limón, y sirve enseguida.

El truco: tras hervirlas, enjueaga las hojas de albahaca con agua fría para que mantengan el color.

Noticias relacionadas

Loading...