Junto a su amiga, la princesa Charlene

Corinna reaparece en el funeral por Mandela

Cerrar galeríaDesplegar galería
1 / 11
Corinna, con Charlene

1 / 11Corinna, con Charlene

La amiga especial de don Juan Carlos, que ha fijado su residencia en Mónaco, estuvo sentada junto a Charlene, la esposa del príncipe Alberto, con la que le une una gran amistad.

Gtres

Felipe de Borbón y Mariano Rajoy

2 / 11Felipe de Borbón y Mariano Rajoy

El príncipe de Asturias y el presidente del Gobierno acudieron en representación de nuestro país.

Gtres

Felipe de Borbón y Felipe de Bélgica

3 / 11Felipe de Borbón y Felipe de Bélgica

El príncipe de Asturas, con el rey de los belgas.

Gtres

Las mujeres de su vida

4 / 11Las mujeres de su vida

La segunda esposa de Mandela, Winnie, muy afectuosa con su viuda, Graça Machel.

Gtres

Victoria de Suecia y Haakon de Noruega

5 / 11Victoria de Suecia y Haakon de Noruega

Los herederos al trono sueco y noruego acudieron sin sus respectivas parejas y se sentaron juntos.

Gtres

Michelle y Barack Obama

6 / 11Michelle y Barack Obama

El presidente norteamericano, con su esposa.

Gtres

Rania de Jordania

7 / 11Rania de Jordania

La reina se sentó junto al los premio Nobel de la paz Desmond Tutu, arzobispo emérito sudafricano, y Kofi Annan, séptimo Secretario General de las Naciones Unidas.

Gtres

Raúl Castro

8 / 11Raúl Castro

El presidente cubano protagonizó un histórico saludo con Barack Obama.

Gtres

Bono y Charlize Theron

9 / 11Bono y Charlize Theron

El cantante de U2 estuvo charlando con la actriz sudafricana Charlize Theron.

Gtres

El mundo llora a Mandela

10 / 11El mundo llora a Mandela

En el centro del estadio FNB de Soweto, en Johannesburgo, se desplegó una pancarta en la que se podía leer: "'Madiba', el mundo nunca olvidará".

Gtres

Más Sobre...
Entierros de famosos

11 de diciembre de 2013, 14:41

Casi 100 jefes de estado y de gobierno se dieron cita ayer en el estadio FNB de Soweto, en Johannesburgo, para despedir a Nelson Mandela.

Una ceremonia que se celebró en el Día Mundial de los Derechos Humanos y a la que asistieron 90.000 personas que quisieron rendir homenaje a esta gran figura, Premio Nobel de la Paz, que luchó pacíficamente y estuvo dispuesta a dar su vida por combatir las desigualdades sociales del Apartheid.

El líder sudáfricano fue despedido en el mismo lugar donde compareció públicamente por última vez, en la final del Mundial de Fútbol de 2010, y donde el preso político más famoso del mundo pronunció un discurso en 1990, tras estar 27 años encarcelado.

Más Sobre...

Loading...