Andrew Morton sobre Corinna

"Corinna es peligrosa"

¿Y tú qué opinas?

Corinna

27 de marzo de 2013, 09:20

"Cuando empecé a investigar para mi libro sobre las mujeres de la realeza española, en 2010, solían susurrarme al oído una palabra de tres sílabas: Corinna.

Pronto me quedó claro que no había cuatro damas de España, sino cinco: la reina Sofía, las infantas Cristina y Elena, la princesa Letizia y la silenciosa y enigmática figura de la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein-Sayn. Quienes habían trabajado para los Reyes comentan con cautela que Corinna había vivido en una casa de campo en el monte El Pardo y a menudo se la había visto en bares de la zona tomando un café y disfrutando del sol. A pesar de vivir la mayor parte del tiempo en Mónaco, era amiga íntima del Rey, una presencia permanente y constante en su vida. Durante cerca de una década, desde 2004, fue el aceite del engranaje de la vida social y privada del Rey. Y comparte con don Juan Carlos sus dos grandes pasiones en la vida: navegar y cazar.

En tres entrevistas reveladoras, dos en España y una en Francia este mismo mes, sus declaraciones han provocado una auténtica explosión que se ha propagado por todo el planeta. Algunos aseguran que se trata de su venganza contra el Rey; otros opinan que está tratando de salvar su pellejo. Pero lo cierto es que ella ha explicado que se sintió empujada a hablar tras aparecer involucrada en el sórdido escándalo financiero que rodea al duque de Palma, Iñaki Urdangarin, después de que su socio, Diego Torres, presentara en los juzgados una serie de correos electrónicos en los que aparecía el nombre de Corinna y que probaban una conexión con Iñaki Urdangarin".

[Puedes leer el artículo completo en el nuevo número de LECTURAS]

 

Temas Relacionados

Lo más visto

  1. "Bárbara y Adara se metieron en un bucle demasiado espeso y me empezaron a hartar un poquito"
  2. ¿Quieres saber a qué famosa te pareces?
  3. El cambio radical de Kate Moss
  4. Primeras imágenes y mensaje incendiario de Alba Carrillo desde Laponia
  5. ¿Qué ha pasado para que Beatriz Luengo esté llorando como una Magdalena?