Entrevistamos a la ganadora de Eurovisión y protagonista del Orgullo Gay 2014

Conchita Wurst: "Soy una mujer hecha a mi misma"

¿Y tú qué opinas?

Conchita Wurst
Gtres

3 de julio de 2014, 16:33

Larguísimas pestañas, lentillas de color, tacones de vértigo, labios carnosos, una melena color chocolate despeñándose por los hombros, vestido blanco evasé y un prominente escote que dejaba intuir su pecho arrebatado entre puntillas negras. Ah, y barba. Una cuidadísima barba. Conchita Wurst es, como ella misma dice, “una mujer hecha a sí misma” en el sentido más literal de la expresión. Ganó Eurovisión con un tema que habla del renacer el fénix, un ave mítica que sirve metáfora de tantas cosas, como de su propia vida, de ese niño nacido en un pequeña aldea de Austria que tuvo que soportar las bromas no muy agradables de sus compañeros y que hoy, sin embargo, es una estrella mundial seguida e imitada por millones de personas y que abandera el derecho de todos a vivir nuestra vida y nuestra sexualidad en plena libertad. Mañana será la estrella invitada del macro concierto que centra los actos del Gay Pride Madrileño que ella misma inauguró, junto a su amiga Ruth Lorenzo, con el mítico pregón de fiestas. Minutos después de recibir un premio que reconoce su activismo, lecturas pudo hablar con ella, pero afirma que no será la última, que volverá a la capital porque siempre es bueno “visitar a la familia, a la familia gay”.

Cuántas cosas te está dando una canción…

Muchísimas. A veces, me paro y tengo que ponerlas en orden, porque es abrumador y es entonces, cuando pongo cada en su lugar, es decir, cuando le doy su justo valor, cuando descubro que sí, que yo tenía una buena voz, lo sé, que la canción era bonita, que la música era estupenda, pero que no era tan sólo una canción, era algo más grande. El renacer del fénix, ¿no? Que cuando cantaba todo lo pasado se había transformado en buena suerte.

Cuando te refieres a todo lo pasado imagino que tu vida no ha sido un camino de rosas…

Tuve mis problemas. Cuando era niño y cuando era joven… No me decían cosas muy bonitas. Es muy diferente nacer en un pueblo pequeño que en una gran ciudad, en un país pequeño a una gran metrópolis. Supongo que aquello por lo que yo tuve que pasar, me ha hecho fuerte y me ha hecho como soyh y que eso es lo que ven en mí los jóvenes que ahora son mis fans, que yo ahora puedo decir lo que a ellos quieren escuchar y yo no tuve.

Ayer en el Pregón te diste un buen baño de multitudes.

Fue increíble. Me enamoré del Pride de Madrid. Había estado en esta ciudad una vez antes ¡solo ocho horas! Esta vez estoy teniendo la oportunidad de conocer la ciudad, la comida, la gente… Tengo una gran guía: a Ruth. Y ayer la celebración fue maravillosa. Miles de personas gritando, cantando... Así que no puedo defraudarlos en el concierto de mañana.

¿Te sorprendió ser tan conocida?

Me pareció sorprendente. Después de Eurovisión te esperas cosas buenas, pero no sabía que pudiera ser tan conocida en España. Ahora me gustaría  que no quedara ahí, que fuera reconocida como artista. Eso es un reto. Es excitante.

Vamos, que volverás.

Volveré, me están intentando convencer y yo les digo: No me lo digáis tanto porque es muy fácil convencerme. ¿Tú has visto qué chicos más guapos? Y siempre será un placer venir para visitar a la familia, a la familia gay.

¿Cómo consigues estar siempre perfecta incluso ahora bajo la lluvia?

Gracias. Siempre me ha gustado la moda e incluso, de más joven, me he dedicado a la moda. Ahora tengo un equipo estupendo que me ayuda. Mi único secreto es potenciar lo que tengo más bonito.

¿Y cuándo eres más Conchita o más Tom (su verdadero nombre es Thomas Newirth)?

Depende de la situación. Ahora, con este vestido blanco, me siento como una dama, pero cuando estoy en casa, sin la pestaña, viendo la tele, como un chico. Un chico muy perezoso.

Un chico muy perezoso que es una estrella mundial

Bueno, soy uno de tantos. Me faltan tantas cosas… Ganar un Grammy. Todavía no soy tan famosa… Pero bueno, estoy en ello. Ahora soy una chica de revista ¿no?

Pero no es solo la fama lo que te mueve…

Me mueve la música y que con mi música pueda mover la gente, tocar su corazón, hacer algo por nuestra comunidad. No sé qué será de mi en el futuro, pero sí lo que quiero hacer ahora, aprovechar este momento para cambiar en lo que yo pueda las ideas de la gente.

¿Te ha cambiado mucho este estrellato repentino?

Por un lado, mi vida es totalmente diferente, pero por otro, uno de mis mayores esfuerzos está en conservar lo que tenía. Lo que más me agrada de mi nueva vida es que me siento mucho más libre. Qué raro verdad? (risas) soy más libre artísticamente hablando. Me veo más capacitada para hacer lo que quiero y lo que es divertido también, es que los demás también me ven más capacitada. Confían más en mí.

Luego tendrás las cosas menos buenas de la fama, el que te persigan los fotógrafos, los fans…

Depende, sólo si quiero ser reconocida. Si me pongo unas gafas de sol y me dejo mi pelo, nadie me reconoce.

Sabías que este pride pese a gozar de ti, tiene más restricciones que otros años. Ayer por ejemplo no tuviste megafonía.

Desafortunadamente no es el único pride en el que suceden este tipo de cosas. No entiendo por qué. No entiendo por qué se empeñan en restringir y prohibir. Nosotros estamos celebrando la unidad de todos, no sólo la de los gays, defendemos nuestros derechos, que son al final los de todos. Aún así, creo que las prohibiciones nos hacen más fuertes, tener la leyes en contra, nos hace gritar más alto, ¿no? Porque el pride, más allá de un concierto o una fiesta, es una lucha por el respeto de unos con otros. Eso es lo importante.

Como se nota que lo tuyo es una carrera de superación…

Querido, soy una mujer hecha a sí misma.