La polémica está servida

¡Conchita vuelve a ‘Cámbiame’!

Esta vez es su hija Belén quien busca un cambio

conchita participante cambiame, hija

Conchi Álvarez de Cienfuegos

@conchiacl

Más Sobre...

Concursantes Telecinco Cámbiame

3 de noviembre de 2015, 16:41

Conchita, esa mujer con una esperanza inquebrantable en que el destino le pondrá ante ella su trabajo soñado sin que tenga que salir de casa a buscarlo, ha vuelto a nuestros hogares. Y lo ha hecho a través de la misma vía en que llegó la otra vez, el programa ‘Cámbiame’. Os tranquilizará saber que lo ha hecho con los humos bastante más bajados, tranquila y sosegada (teniendo en cuenta quién es ella).

Regresaba por su hija, Belén, que también “se merecía un cambio” y quería acabar con la imagen que ella y su madre habían dado en su anterior visita al plató. “A mí no me gustó el cambio, pero sé que no lo hiciste con mala intención”, ha dicho a Pelayo, que nada más verla aparecer le ha dado al pulsador. Quien no le ha dado ha sido Cristina, quería escucharla y saber qué tenía que decir la joven. “Quiero ser independiente. Buscarme la vida yo sola y borrar la imagen que se dio de nosotras”. Tenía trabajo por delante…

En este cambio también ha habido espacio para el enfrentamiento madre e hija. “No eres una persona trabajadora. El trabajo no va a venir a tu puerta”, le ha recordado la veinteañera a su madre, demostrando que su mentalidad no es tan decimonónica como la que gasta la progenitora, cuya aspiración vital ha sido ser "una mantenida".

No ha sido un cambio fácil. La chica no se ha dejado hacer, tanto que no ha accedido ni a que le toquen el cabello. “Mi hija tiene la personalidad en su pelo”. Se ve que Belén es la nueva versión de Sansón, y que si le cortas unos centímetros de la melena, pasa a ser una chica gris y anodina. Porque claro, la personalidad de uno TAN SOLO radica en el aspecto físico. JAMÁS en el interior. ¡Menuda locura pensaríamos si creyésemos lo contrario!

Cristina, que tiene más paciencia que el Santo Job, y a partir de ahora debería ser la Santa Cris, ha hecho todo lo que ha estado de su mano para ayudar a madre e hija, aunque después de pasar el día con ellas seguía sin entenderlas.

Y se obró el cambio. Va por delante que a la estilista le ha parecido uno de sus mejores looks, pero no ha convencido ni a Natalia ni a Pelayo, y si tenemos que ser sinceros, a nosotros tampoco. Nos recordaba a la pijísima Cher de ‘Fuera de Onda’ y nos hubiera gustado verla con otro rollo y actitud. Al final, como dice Natalia, el estilismo tenía un puntito “ostentoso” y “altivo”.

“Esto espero que nos sirva para que nos cambie la vida totalmente”, ha dicho al finalizar Belén, feliz de su cambio. Y nosotros estamos seguros de ello. Han nacido dos estrellas que tienen toda la pinta de ser las nuevas Maite y Sofía del nuevo ‘Gran Hermano VIP’. Hagan sus apuestas.

Noticias relacionadas

Loading...