Actor afortunado

Cómo la lotería le cambió la vida a Nacho Guerreros, Coque en 'LQSA'

A sus padres les cayó el Gordo de la Lotería de Navidad el año 2002, el primero que se pagó en euros

1 / 9

1 / 9

Coque, en su cabina de Montepinar

2 / 9

Nacho Guerreros y Cristina Medina

3 / 9

El número agraciado

4 / 9

La felicidad desbordó Calahorra aquel año

5 / 9

Bendita lotería

6 / 9

Un histórico en la serie

7 / 9

El sorteo más famoso del año

8 / 9

Largas colas para comprar lotería

Más Sobre...

La que se avecina Actores famosos

17 de diciembre de 2017, 14:55 | Actualizado a

Cada año, el Gordo de Navidad le cambia la vida a muchísimas personas. Y en 2002 tuvo esa inmensa suerte el actor Nacho Guerreros, muy popular por su personaje en 'La que se avecina', Coque, el conserje de Montepinar.

Relacionado con esta noticia

En realidad, no fue a él a quien le cayó el Gordo, sino a sus padres. Aquel año, el número 8.103 cayó en Calahorra, el pueblo natal del actor, y una lluvia de millones –por cierto, ese año se estrenaron los premios en euros– inundó el pueblo riojano, gracias a las muchísimas participaciones que vendió la Cofradía de la Santa Vera de la Cruz. "La resaca duró toda la Navidad. Yo creo que todavía, después de 15 años, eso está allí. Cada 22 de diciembre se recuerda", dice Nacho Guerreros. Nada menos que 130 millones de euros repartidos en una localidad de unos 25.000 habitantes. No está mal.

En aquella época, Nacho ya se había trasladado a Madrid para tratar de lograr su sueño de convertirse en actor. No lo conocía nadie, de modo que se ganaba la vida sirviendo copas en un bar. Fue su prima la que lo telefoneó para darle la gratísima noticia de que les había tocado la lotería. Por aquel entonces, no tenían móviles, de modo que Nacho no pudo ponerse en contacto con sus padres hasta el día siguiente, pues ellos estuvieron todo el día en la calle festejando el premio. Como para no hacerlo.

Nacho, por supuesto, se benefició de la suerte de sus padres, pues le prestaron dinero para montar una tienda en Madrid de diseño y decoración, de la que vivió cinco años. Después, y gracias al dinero prestado, Nacho compró los derechos de la obra 'Bent', del estadounidense Martin Sherman, con la que inició su carrera soñada como actor. Gracias a esa puesta en escena, posteriormente, lo llamaron para hacer 'Aquí no hay quien viva' y de ahí, 'La que se avecina', serie con la que ahora triunfa. Nacho lo tiene claro. "Si mi padre no me hubiera prestado el dinero, yo no habría podido hacer la función. Para mí fue fundamental esa lotería", ha declarado.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?