su semana más movidita

¿Cómo ha desconectado de la polémica con ‘las Campos’ Antonio Rossi?

El periodista se toma un tiempo de relax al lado de una de sus mejores amigas, Sonia Ferrer

Cerrar galeríaDesplegar galería
1 / 8

1 / 8

Captura de pantalla 2016-08-22 a la(s) 09.46.58. Escapada de amigos

2 / 8

Captura de pantalla 2016-08-22 a la(s) 09.49.09. El bello durmiente

3 / 8

Captura de pantalla 2016-08-22 a la(s) 09.46.29. Cena con los Lama Alfaro

4 / 8

Captura de pantalla 2016-08-22 a la(s) 09.45.49. Vida de chiringuito

5 / 8

Captura de pantalla 2016-08-22 a la(s) 09.45.34. ¡Al agua patos!

6 / 8

Captura de pantalla 2016-08-22 a la(s) 09.46.15. Paella levantina

7 / 8

Captura de pantalla 2016-08-22 a la(s) 09.45.02. Vuelta a casa

Más Sobre...

Las Campos

22 de agosto de 2016, 10:27

En cuanto Antonio Rossi acabó de presentar ‘El programa del verano’ la aventura estaba servida. El periodista, acompañado de su íntima amiga Sonia Ferrer viajaron en coche hasta la costa levantina donde se encontraron con la pareja de ella, Nahuel Casares, Álvaro de la Lama y Emilia Alfaro.

Relacionado con esta noticia

El fin de semana prometía. Y mucho. Una reunión de amigos, la playita y mucha diversión. Noches de risas, copas de vino y cervezas junto al mar. ¡Qué envidia! Los que se quedan sin vacaciones este año, tienen que aprovechar al máximo los fines de semana, en los que se pueden relajar y olvidarse de todas las tensiones acumuladas esta semana. Y Rossi, la pasada, tuvo unas cuantas…

Empezó con mal pie con Alessandro Lequio, viviendo un enfrentamiento de lo más desagradable. El padre de Ginevra Ena mandó callar de muy malas maneras a Rossi, que sustituye en verano a Joaquín Prat. Le dijo que él era un veterano del programa, y que se quedara “calladito”, que llevaba en él más tiempo. El segundo rifirrafe, y el peor, lo tuvo el jueves por la noche con la matriarca de las Campos en el estreno de su docu-reality. Él quiso saber qué había de cierto en lo que se había publicado acerca de que Bigote Arrocet se estaba aprovechando de su relación con María Teresa. Ella se puso hecha un basilisco y le aseguró que no pensaba permitir que hiciera daño en su relación. Antonio no esperaba esta reacción de la madre de Terelu y después, según aclaró al día siguiente, hicieron las paces. Ella entendió el por qué de la pregunta, y tan amigos de nuevo. Pelillos a la mar, que entre buenos amigos no caben este tipo de encontronazos.

Como veréis, para relajarse, lo mejor que podía hacer era marcharse a la playa y descansar con aquella a la que considera casi una hermana. ¿Queréis ver cómo lo pasaron? Atentos que os lo mostramos en la galería de imágenes que os hemos preparado.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...