La actriz, premio de la Unión de Actores, acaba de regresar de Los Ángeles

Clara Lago: "Antonio Banderas nos acogió como si estuviéramos en nuestra casa"

¿Y tú qué opinas?

Clara Lago
Gtres

10 de marzo de 2015, 10:25

Tenía que quitarse la espinita de los Goya. Fue la única del reparto de 'Ocho apellidos vascos' que no se llevó galardón, así que estaba cantando que en los premios de la Unión de Actores tendría que resarcirse. Doble candidatura para Clara Lago. Mejor actriz de cine por el éxito de Mediaset y mejor actriz revelación en teatro por 'La venus de las pieles', que llama la atención lo de revelación cuando lo suyo con los focos viene desde niña y cuando acaba de volver de Hollywood. Este mismo domingo regresaba Clara del otro lado del mundo con sentimientos encontrados, confesaba a Lecturas. Viene fascinada y al mismo tiempo un poco agotada de esa poderosa industria del cine. Pero algo, por corta que fuera su estancia en la fábrica de sueños, ya se le ha pegado. Su entrada al Teatro La Latina, donde se celebraba la gala, tuvo la misma expectación que la pudiera haber tenido Angelina Jolie y Brad Pitt. Sí, porque también llegó acompañada. Dani Rovira la llevó hasta el photocall para, después, y nunca mejor dicho, hacer mutis por el foro y no posar ante los fotógrafos siquiera.

 

Oye, qué miedo le damos a Dani. ¿Es miedo o vergüenza? ¿Por qué ha pasado de largo?

-Uy, no lo sé. Esto se lo tendrías que preguntar a él…

 

¿Tú cómo estás?

-Yo, un poco nerviosa, tengo un poco de 'jet lag' todavía, tengo un poco de todo.

 

Es cierto que has estado en Los Ángeles hasta…

-Hasta ayer… He estado haciendo 'castings'. Esta es muy buena época allí para 'casting' porque es cuando se están gestando las temporadas de las series.

 

O sea, que te planteas irte.

-Bueno, un poco 'a full', pero sin dejar de trabajar tampoco en España.

 

¿Cómo ha sido la experiencia?

-Curiosa. Muy distinto todo a como es aquí. Es un monstruo aquello, tío. No tiene nada que ver con lo que tenemos aquí.

 

¿En qué sentido? ¿Más duro?

-No sé si más duro, pero es más frío. Hay una especie de deshumanización total en cuanto al 'bussiness' que a mí no sé si me termina de molar. Pero, por otro lado, lo hacen muy, muy bien. Lo tienen todo muy bien montado.

 

¿Te ves viviendo en Los Ángeles?

-No, ¿ves? Es un sitio en el que me encantaría trabajar, pero en el que no me molaría nada vivir.

 

Bueno, estos días han sido para sembrar, imagino.

-Y esperemos que vuelva para recoger.

 

¿Era tu primera toma de contacto?

-No en sentido estricto. Cuando me han surgido proyectos fuera, grabas tu vídeo y lo mandas. Esta era la primera vez que físicamente iba yo a las pruebas de 'casting' con los directores de allí.

 

He visto en tus redes sociales que has tenido un cicerone de excepción con el que has celebrado incluso tu 25 cumpleaños: Antonio Banderas.

-Jo, es maravillo. Es una persona extremadamente generosa, muy humilde, muy campechana, muy normal. Da gusto estar con él. Se aprende mucho estando a su lado. Es un modelo a seguir.

 

¿Por qué? ¿Te dio algún consejo?

-¿Consejo? No, no hablamos de eso. Fue una cosa más distendida. Es por estar con él, que nos acogió como si fuera nuestra casa por el hecho de ser españoles. Supongo que porque él vivió lo mismo cuando llegó a Hollywood.

 

Antes de Hollywood, aquí tienes la segunda parte de 'Ocho apellidos vascos', ¿no?

-Si, en mayo comenzamos a rodar.

 

¿Y cómo pinta?

-Todavía no he leído el guion.

 

Sois el mismo reparto, ¿no?

-Estoy cero informada, pero en principio sí que nos dijeron que repetíamos los cuatro actores que estábamos en la primera parte.

 

Dicen que segundas partes…

-Tampoco es así, ¿eh? Que ha habido segundas partes muy potentes. Es un reto, claro. Tras el éxito de 'Ocho apellidos...', que más que un éxito, ha sido un fenómeno, no te niego que haya presión, pero es para todos. Todos queremos estar a la altura de lo que espera la gente.

 

Con la candidatura de los Premios Unión de Actores te resarces un poco después de que tú no tuvieras tu Goya, ¿es así?

-La verdad es que me hizo mucha ilusión cuando me enteré. Fue justo el día después de los Goya. Tras el subidón parecía que solo podía haber resaca y, de repente, boom, toma, y me alegró mucho. Porque además este es un premio que dan tus compañeros.

 

¿Qué fue lo que más ilusión te hizo, el goya de Karra y el de Carmen o el de Dani?

-Es que eso es como preguntar ¿a quién quieres más a papá o a mamá? Yo me alegré muchísimo. Cuando iban llegando los goyas mayores era el subidón. Fue una borrachera de alegría.

 

Corrígeme si me equivoco, pero vas a sustituir a Sara Carbonero como imagen de Ipanema para 2015.

-Sí. Y la experiencia de ser modelo ha sido maravillosa. Fue en Cádiz, un 'Gran Hermano' total, de cuatro días 'a full', divertídísimo y donde más frío he pasado en mi vida. Hacía un frío y un viento terrible. Todo el mundo con gorro y bufanda y yo corriendo por la playa en bikini sonriendo.

 

Se te ve radiante. ¿Es la mejor etapa de tu vida?

-No me puedo quejar, pero lo guay es pensar que lo mejor está aún por llegar.