Kate, vestida de Alexander McQueen, volvió a destacar por su elegancia

Charlotte, bautizada en Sandringham

El príncipe George llegó a la iglesia caminando de la mano de su padre

Bautizo Charlotte

5 de julio de 2015, 18:19

La princesa Charlotte de Cambridge, hija del príncipe Guillermo y de Kate Middleton, ha sido bautizada esta tarde en la iglesia de Santa Magdalena de Sandringham, la misma que acogió el bautismo de su fallecida abuela, Lady Di.

Bautizo Charlotte

Tal y como había anunciado el palacio de Kensington, los príncipes llegaron caminando desde Sandringham House hasta el templo. Mientras Kate empujaba el cochecito -un modelo clásico, un Millson que ya fue usado por los príncipes Andrés (duque de York) y Eduardo (conde de Wessex)- en el que iba Charlotte, su hermanito George -todo un hombrecito que el próximo día 22 de este mes de julio cumplirá dos años- caminó de la mano de su padre. George vistió un pantalón corto en rojo y blusa blanca con aplicaciones en rojo de Rachel Riley. Los zapatos, en azul. Un look muy similar al que lució, 30 años atrás, el príncipe Guillermo cuando fue al hospital a conocer a su hermano recién nacido, Harry.

Duques de Cambridge
Bautizo Charlotte
George de Cambridge

Los príncipes saludaron a los muchos curiosos que se acercaron para poder verlos de cerca. Kensington Palace ofreció un par de imágenes en su cuenta de twitter de la multitud congregada.

Duques de Cambridge

Kate Middleton, una vez más, volvió a destacar por su elegancia. Vistió un diseño de Alexander McQueen y sombrero de Jane Taylor. Las joyas eran de Mappin & Webb. El príncipe, también muy elegante, optó por un clásico traje azul, camisa celeste y corbata en tonos rojos.

Duques de Cambridge

Charlotte, la neófita, fue bautizada con una réplica del traje de cristianar que encargó la reina Victoria en 1841 para el bautizo de su hija, la princesa Victoria. Está confeccionado en lino y satén blanco y ha sido hecho a mano por la modista personal de Isabel II.

Bautizo Charlotte

La ceremonia ha sido oficiada por el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, y en ella el coro de la iglesia ha interpretado dos himnos, 'Pray to the Lord' y 'The Almighty and Come Down, O Love Divine'. Uno de los padrinos, James Meade, fue el encargado de la lectura de los versículos 1-5 de San Mateo 18. En el órgano de la iglesia sonó también música de Handel.

El tiempo acompañó, aunque hubo alguna racha de viento que hizo pasar apuros a Camilla, duquesa de Cornualles, ante su esposo, Carlos de Inglaterra, que rió ante la incómoda situación de su mujer. El gran ausente fue el príncipe Harry, que se encuentra de misión en África.

Camilla Parker

Noticias relacionadas

Loading...