Corte y confección

Cayetano y Eva, vuelta al mundo del amor

Cayetano Rivera Eva González
Eva y Cayetano

Más Sobre...

Parejas famosos

28 de noviembre de 2015, 12:04

Cayetano y Eva ya han vuelto de su luna de miel. Poco más de quince días en los que han estado en Australia, Laos y Maldivas un periplo algo ecléctico pero sin duda entretenido. Irse a las antípodas para, como ha dicho la recién casada, “ver cosas” tiene mérito, aunque las “cosas” vistas no deben haberles impactado mucho porque no cita ni el edificio de la ópera de Sidney; ni el parque natural de Kakadú, ni la montaña dorada de Ayers Rock, ni la barrera de coral, ni la bahía de Bondi Beach, ni siquiera de los canguros y los koalas del zoo. Lo único que ha transcendido es que la parejita quiso practicar surf en las playas cercanas a Melbourne pero cuando llegaron no había olas.

Desde Sidney y ya de regreso hacia España por el oeste, la parejita hizo escala en Bangkok camino de Laos, uno de los pocos destinos exóticos que aún quedan el mundo con sus templos, sus junglas, sus hermosos paisajes y su gente amable. Después de ver a alguno los 1.500 elefantes que quedan en un país que en su día albergó un millón de esta especie de paquidermos, Eva y Cayetano se fueron a las Maldivas, un destino de amor y lujo para lunas de miel propiamente dichas en las que poco hay que hacer más allá de lo que se hace en posición horizontal: tomar el sol y  nadar, por ejemplo.

Curiosamente, cuando hace casi dos años, Cayetano y Eva estaban separados, el torero dio la vuelta al mundo en 80 días, emulando a Phileas Fogg, con un propósito, en principio de carácter humanitario, ya que se trataba de reunir experiencias para su Fundación Yo Niño de ayuda a la infancia. En su periplo, Cayetano recorrió alguno de los escenarios a los que ahora ha vuelto con Eva y cuando llegó a Sidney dejó escrito en su ‘blog’ que para él era una ciudad muy especial ya que era el destino preferido de su abuelo Antonio Ordóñez que nunca conoció la ciudad en porque, a pesar de la ilusión que le hacía, nunca viajó a Australia. Quizá, en su largo periplo Cayetano encontró a faltar la compañía de Eva con quien había roto, según parece, después de que ella le diera un ultimátum: boda o adiós. El indeciso Cayetano, que ya se había casado una vez, optó por poner tierra por medio pero en la otra punta del mundo debió darse cuenta de que se lo hubiera pasado mejor con Eva y, tras su boda, seguramente quiso volver a todos los lugares en donde la encontró a faltar. Qué bonito.

Nada más aterrizar en España, Eva ha vuelto al trabajo para empezar a grabar en Madrid, los nuevos programas de 'MasterChef junior' y presentar en directo, desde Sevilla, el programa 'Se llama copla' que emite los sábados Canal Sur. Cayetano también ha vuelto, claro, pero sus ocupaciones son tan variadas que es difícil concretar. Eso sí, los dos han aparecido muy morenos y felices. Es de desear que la felicidad les dure más que el bronceado.

Más Sobre...

Loading...