Visitó ‘El Hormiguero’

Cara Delevingne: "Me llamaban ‘monoceja’ en el colegio"

"La mejor venganza es el éxito"

cara delevigne en el hormiguero

Más Sobre...

Televisión Modelos Famosos en Madrid Antena 3 El Hormiguero

9 de julio de 2015, 10:17

Invitadas así, sí. Invitadas que den juego, que sean divertidas y entren al trapo. Cara Delevingne era la chica que ‘El Hormiguero’ estaba necesitando. Fue como un torbellino de energía que revolucionó el plató y a sus invitados. La británica presentaba sus primer película como protagonista, ‘Ciudades de papel’, que se estrenará en España el próximo 7 de agosto y lució un llamativo e ideal vestido de Dolce & Gabbana y sandalias de Sophia Webster.

La modelo estuvo muy participativa y contó a todo el mundo de quien se vengaría, como hace su personaje en el film. “Me gustaría hacerlo de todos los paparazzis, aunque alguna que otra vez lo he hecho. Les he tirado globos de agua, les he dado golpes con la puerta… Me gustaría saber dónde viven y contratar un montón de fotógrafos falsos que les estuvieran esperando”. Y es que, desde que es una de las chicas más buscadas y populares de la moda, todo lo que hace es noticiable.

Cara recordó el tiempo que pasó en el colegio, cuando los niños hacían comentarios crueles sobre ella. “Solían llamarme ‘monoceja’”. Entonces la modelo no tenía esa confianza en ella misma que ahora derrocha y deseaba que su rasgo más personal, sus cejas, fueran casi inexistentes, así nadie se metería con ella. “Quería afeitármelas. Pero mi madre no me dejó”. Y menos mal que no lo hizo porque gracias a ellas tiene uno de los rostros con más carisma de la moda. Ella ha contribuido a hacer de las maniquíes chicas con personalidad y no bellezas uniformes casi indiferenciables. Pero para todas esas personas que se metían con ella, Cara tiene un mensaje, “la mejor venganza es el éxito”.

La hermana de Poppy se lo pasó de maravilla con Pablo, Marrón y el Hombre de Negro, alucinó con todas las pruebas y dijo que la gymkana que le presentó el último “era la cosa más chula que había visto”.

Nos quedamos con esa imagen de la hermana Delevigne más natural, que reconoce que “no tiene ese aspecto cuando se levanta por la mañana”, que sabe tocar la guitarra hasta de espaldas, que admite haberlo pasado mal por su físico y que con todo y con eso se ha convertido en uno de los rostros imprescindibles de las pasarelas y de la publicidad.

cara delevigne toca la guitarra

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...