No estaba dispuesta a cambiar de peinado

‘Cámbiame’ se enfrenta a su primer abandono

La ‘transformada’ pensó que el programa se estaba riendo de ella

concursante cambiame se niega a salir

Más Sobre...

Televisión Telecinco Cámbiame

14 de octubre de 2015, 16:43

Una oreja de soplillo ha dinamitado el programa de hoy de ‘Cámbiame’. Carmen, una mujer que se consideraba adicta a comprar ropa en el mercadillo, pedía ayuda a los estilistas para acabar abandonando el programa enfadada porque creía que todos se reían de ella.

Carmen, madre de Vanessa, una de las jóvenes a las que el show había cambiado su vida a través de sus transformaciones, quería descubrir cuál era su auténtico estilo, aprender a sacarse partido y valorar que es mejor una prenda buena que cinco malas. Pelayo fue su elección a la hora de buscar un guía por estos derroteros estílisticos, pero las cosas no han terminado como a ninguno de los dos les hubiera gustado.

concursante cambiame se niega a salir

Todo parecía marchar más o menos bien hasta que ha llegado el momento del cambio de pelo. El asturiano le proponía diferentes cortes de cabello, pero a ella no le acomodaba ninguno ya que estos la obligaban a enseñar uno de sus mayores complejos: su oreja de soplillo. Carmen no quería dejarse aconsejar y ángeles que le pintara el equipo a ella se le volvían demonios. El vaso se ha terminado de desbordar cuando Cristina, desde plató, ha comentado que para disimular este defecto en cine se emplea un pegamento especial para piel con el que se pegan bigotes y toda clase de prótesis, pero esto ha sentado muy mal a Carmen, pues ha terminado por desbocarse.

“No me conocéis. Se ha acabado. Lo he jurado por mi madre y no voy a salir”. La ‘transformada’ no quería oír hablar de volver a plató y no entraba en razón ni con los consejos de su hija. Así que ha hecho lo que había prometido, se ha desvestido, ha agarrado la puerta y se ha ido dejando a 'coaches' y presentadora con el cuerpo cortado.

Marta Torné calificaba de “fracaso” el cambio de Carmen puesto que había quedado tan descontenta, lo que ha hecho que Cristina, que se sentía muy culpable, ha decidido terminar el programa sacando a todos una sonrisa y dando las gracias a su compañero por el trabajo que había hecho. La de Benidorm ha desaparecido para volver a presentarse con el conjunto que Pelayo había pensado para Carmen. El joven le ha dedicado un emocionado “gracias, Cris”, demostrando que son ratos como estos los que les dan más fuerza como equipo.

Noticias relacionadas

Loading...