No se han hablado en seis meses

Bertín y Arévalo se reconcilian tras la polémica foto

El cantante y el cómico, que son como hermanos, vuelven a estar unidos

Bertín Osborne María Teresa Campos
1 / 8

1 / 8

Juntos de nuevo

2 / 8

Jugando a las llamadas

3 / 8

Campos y Bertín. El papel de María Teresa Campos

4 / 8

Un abrazo lo arregla todo

5 / 8

Un error sin maldad

Mediaset

6 / 8

Un asunto que no tenía nada que ver con el dinero

7 / 8

Hermanos otra vez

Más Sobre...

Peleas famosos

14 de diciembre de 2017, 14:31 | Actualizado a

Después de cinco meses sin hablarse, ni en público ni en privado, Bertín Osborne y Paco Arévalo han hecho las paces por fin. Los dos amigos estaban peleados desde el verano, cuando Arévalo subió a sus redes sociales una fotografía en la que aparecían ambos compartiendo una paella con el rey emérito Juan Carlos I y la infanta Helena, entre otros amigos, en casa del presentador. Esto ofendió muchísimo al jerezano que, por fin, ha decidido perdonar a su íntimo amigo y recibirle en su casa para reconciliarse, durante el último programa de 'Mi casa es la tuya'.

Bertín recibía anoche en su casa a varios de los actores de la última película de Álex de la Iglesia, 'Perfectos desconocidos'. Entre risas e ingredientes, Dafne Fernández, Juana Acosta, Pepón Nieto y Ernesto Alterio cocinaban la cena mientras jugaban al mismo juego que en el film: dejar los móviles encima de la mesa y leer en voz alta todos los mensajes y llamadas. Fue así cómo apareció Arévalo en escena, cuando decidió llamar por teléfono a Bertín para decirle que estaba en Madrid y que le gustaría mucho pasar a verle.

Relacionado con esta noticia

Como no podía ser de otro modo, sobre todo después de la mediación de Maria Teresa Campos en un capítulo anterior de 'Mi casa es la tuya', Bertín ha accedido a que el cómico se uniera a la cena. De camino a casa del jerezano, Arévalo se mostraba nervioso por ese momento tan esperado y se excusaba ante las cámaras del programa. "Subí la foto inocentemente. Me siento orgulloso de ser español. Si lo hice fue con buena intención", decía el cómico.

Y el ansiado reencuentro llegó. Bertín abrió la puerta y ambos se dieron un gran abrazo. Una vez sentados a la mesa, el enfado entre los dos amigos fue tema de conversación más de una vez. "Tuvimos una comida fuera en el jardín con gente importante. Paco subió una foto y no me pareció correcto. Me enfadé un poco", reconocía el anfritrión que, sin embargo, se mostraba dispuesto a olvidar el asunto. "Entre hermanos de vez en cuando se tiene algún mosqueo. Le han dado mucha bola. No nos vemos desde hace 4 o 5 meses", decía.

Ha sido al final del programa cuando Arévalo y Bertín se han sentado a solas a hablar de lo ocurrido para poder zanjarlo de una vez por todas. "Hay cosas que no", le recriminaba el Osborne a su amigo. "Te fuiste a televisión dos veces y ahí fue ya cuando se lió el circo", añadía, a lo que Arévalo contestaba afirmando que se trató de una conversación casual, ya que él había ido a Sálvame a hablar de otras cosas que no tenían nada que ver con su enfado. "Cometí el error de manera inocente", decía.

Pero si hay un punto que no podían dejar sin tratar, eran los rumores sobre el dinero que los colaboradores de Telecinco habían puesto sobre la mesa. “Quiero dejar claro que el único problema ha sido el tema de la foto. No tenemos problemas de dinero. Cuando Paco ha estado en algunas entradillas del programa ha estado porqué quería tenerlo cerca y a la dirección le pareció bien”, decía Bertín para zanjar la polémica.

"Muchas gracias, este encuentro para mí es muy importante. Tú eres mi hermano y te quiero mucho", se sinceraba Arévalo al final, quien se pasó gran parte del programa emocionado. "Mi hija Nuria debe estar llorando mientras nos ve juntos", añadía. Una conversación que ha terminado bien y que muchos, incluidos sus protagonistas, llevaban mucho tiempo esperando vivir.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?