El actor se casa con la actriz Sophie Hunter

Benedict Cumberbatch anuncia su compromiso en los clasificados del 'Times'

¿Y tú qué opinas?

Ben Cumberbatch

5 de noviembre de 2014, 16:52

Todos usan facebook, whatsapp, twitter, los periódicos de papel agonizan... y hay quien intenta mantenerse al margen de la nueva era y da la espalda a las nuevas teconologías. Por eso, el último gesto del británico Benedict Cumberbatch, un hombre conservador, es hasta enternecedor. Porque Cumberbatch ha anunciado su compromiso matrimonial en la página de anuncios clasificados del The Times. Tal cual.

 

El coprotagonista de 'Sherlok Holmes' y '12 años de esclavitud' ha usado esta vía tan 'pasada de moda' y tradicional en los países anglosajones: la columna de nacimientos, necrológicas y bodas del periódico 'The Times', una institución en Londres. 

 

Cumberbatch tiene 38 y se casará con Sophie Hunter, de 36, también actriz. También británica. "Anunciamos el compromiso entre Benedict, hijo de Wanda y Timothy Cumberbatch de Londres, y Sophie, hija de Ketherine Hunter de Edimburgh y Charles Hunter de Londres". Escueto, sin sentimiento desbordado, muy 'stiff upper lip', como dirían ellos, lo que vendría a ser sinónimo de británico de clase alta. Sin aspavientos, sin sonrojos, sin siquiera mover una ceja.

 

No se sabe cuándo se celebrará el enlace. La pareja se comoció durante el rodaje del biopic de Charles Darwin, 'Burlesque Fairytales', en 2009.El representante de Cumberbatch ha confirmado la nocitica: "Estoy encantado de confirmar el anuncio de esta mañana de que Benedict Cumberbatch y Sophie Hunter se han comprometido".

 

El actor, como se puede uno imaginar tras leer esta noticia, viene de buena familia. Su bisabuelo se llamaba Henry Arnold Cumberbatch y fue cónsul general de Gran Bretaña en Turquía. Su abuelo era Henry Carlton Cumberbatch, oficial de submarino que fue condecorado durante las dos guerras mundiales. Sus abuelos eran figuras importantes de la alta sociedad británica. Su abuela, sin ir más lejos, fue quien se encargó de pagarle los estudios en dos escuelas de elite del norte de Londres, donde precisamente, empezó su pasión por la actuación.