La de San Blas regresó a lo grande en 'Sálvame Deluxe'

Belén Esteban: "Miguel me ha roto el corazón, pero sigo enamorada de él"

¿Y tú qué opinas?

Belén Esteban

25 de abril de 2015, 07:00

Hizo la entrada resoplando. Desde los exteriores de Mediaset hasta el plató. Vestida con un diseño vaporoso, estampado, en tonos malvas, con las mangas abiertas ceñidas en el puño, una discreta abertura en el escote y una abertura más larga en la espalda. Se la ve más delgada. “Ahora, hablo yo”, fueron sus primeras palabras.

 

Cuando por fin está frente a Jorge Javier, Belén reconoce que está nerviosa. “Estoy contenta y triste, contenta de volver de ver a mis compañeros. Quiero escuchar y que me escuchen”. Cerca de hora y media de entrevista de tú a tú, en la que Belén, como es habitual en ella, responde a corazón abierto.

 

¿Cuánto has adelgazado?

-Entre 10-11 kilos. Ya no tengo papada.

 

Hace un mes saliste de la casa.

-Este descanso me ha venido bien. Ha sido duro. Necesitaba desconectar, poner tierra de por medio.

 

¿Qué ha sucedido con Miguel?

-Este tema quería contarlo hoy aquí, aunque Toño y mi gente no estaban de acuerdo, pero creo que lo tengo que explicar. Yo me entero de que se hace público el miércoles, cuando sale Lecturas. Mi amigo Kike, que tiene un bar en Paracuellos, me envía un whatsapp con la portada y me quedo muerta.

 

¿Cómo te enteraste de la infidelidad?

-Yo lo sé desde hace un mes. No soy la mujer de hace tres años, soy fuerte, segura de mi misma, pero estoy desencantada. Cuando salí de la casa, él estuvo perfecto, no noté nada.

 

Pero dentro de la casa, tú tenías miedo, intuías algo.

-Dentro de la casa tenía miedo de todo, era un miedo irracional, pero no tienes información de nada. En mi madre noto que no quiere hablar.

 

¿Cuándo te lo cuenta?

-Es un martes y nos vamos a cenar fuera, él se viene abajo y me lo cuenta. Me dice que tiene algo con esa señorita, que no es camarera. Toda mi ilusión se me viene abajo. Quiero decir a la gente que soy muy apasionada, pedía un futuro con Miguel. Es el hombre que más feliz me ha hecho durante un año y cinco meses. Él me ha sido infiel y decido romper.

 

¿Rompes esa misma noche?

-No.

 

¿Te pide seguir?

-Sí, pero le digo que no. Él quiere continuar. Ese martes, después de la cena, volvemos a casa y seguimos hablando. Yo tuve mis dudas sobre si seguir o no. Por eso hay fotos juntos de nosotros estos días. De hecho, este sábado pasado durmió en casa. Yo a Miguel lo quiero muchísimo. Si pongo en una balanza lo bueno y lo malo y lo bueno pesa muchísimo. Mucha gente no entiende que yo haya tenido esta relación.

 

¿Lloraste?

-Sí. He llorado mucho. Yo no tengo que dar explicaciones de mi vida. Entiendo que siendo Belén Esteban tengo que hablar de esto. Tengo rabia dentro, pero también tengo amor. A día de hoy, Miguel es el hombre de mi vida, pero ya no está a mi lado por una decisión que he tomado yo.

 

¿Es irreversible?

-Sí, a día de hoy, sí. Ahora necesito tomar aire, volver a mi trabajo, estar con mis compañeros, estar contigo, necesito salir y necesito pensar. A Miguel tengo mucho que agradecerle. Si me pilla en otra época, lo hubiera puesto verde, pero esa Belén ya no existe.

 

¿Os seguís viendo?

-Sí. Pero no es un montaje, como dice alguna gente. Dicen que Miguel se ha avergonzado de mí, él sabe que la Belén de la casa no era su Belén. Mis suegros y mis cuñados me han tratado como una más de la familia. La diferencia de edad es grande, pero ellos me aceptaron. No es verdad que mi suegra hable mal de mí, eso no es verdad. También sé que ahora saldrá una ATS,  yo sé quién es ella. Tengo sus datos. Pero me duele que estén esperando a Miguel en la puerta de un ambulatorio, él está triste y lo lleva mal. Me ha hecho daño, a Andrea le hemos dicho la verdad, no se lo cree. A mí hija también le ha hecho daño.

 

¿No le estáis poniendo mucho peso encima? 

-Lo sé. Pero esta historia de amor es de dos: de Miguel y de Belén, y de nadie más. A día de hoy mi relación está rota.

 

¿Si no se hubiera hecho público seguirías con él?

-No lo sé.  A mí me ha roto el corazón.

 

¿Te preocupa lo que diga la gente?

-Me toca los cojones lo que diga la gente. No es el primero que le pone los cuernos a alguien.

 

¿Lo entiendes?

 -Cuando un hilo se rompe y se hace un nudo que se puede volver a romper... así es como estoy yo ahora.

 

¿Qué es lo que más te duele?

-Lo que más me duele es que me ha engañado, que haya estado con otra. Yo sé quien es ella, él me lo ha contado. No hizo falta preguntarle.

 

¿Te preocupaba cómo era ella físicamente, que fuera más joven?

-Yo me valoro mucho como mujer y a Miguel le gustan mayores.

 

Puedo decir que la filtración a Lecturas no viene de parte de Belén ni por parte de Toño.

-Me alegra que digas esto. Miguel no tiene ninguna necesidad de inventarse una infidelidad. Me ha puesto un whatsapp antes de entrar y me ha cogido hora para el médico. Él confía en mí, no le preocupa lo que yo cuente. De este tema no tengo nada más que decir. Miguel ha sido un hombre 10.

 

¿Sigues enamorada?

-Sigo enamorada y por supuesto le quiero. Pero estoy desencantada, desilusionada.

 

¿Él sigue enamorado?

-Tendría que decirlo él, pero imagino que sí porque si no, no me hubiera pedido otra oportunidad. El está desilusionado consigo mismo. Yo, gracias a Dios, estoy bien, me lo he tomado lo mejor que he podido, pero estoy desilusionada.

 

¿Crees en la fidelidad?

-Sí, yo soy fiel. Totalmente.

 

¿Qué dice tu madre?

-No dejo que opine porque es mi vida.

 

¿Te ha ayudado ‘GH VIP’ para enfrentarse a esta situación de otra manera?

-Pues sí. Me ha dado cosas malas pero muchas cosas buenas. Me he hecho fuerte, más de lo que era. Me quiero explicar bien, he llorado mucho, pero también he reído mucho, pero eso no ha salido. Todos sabéis el motivo por el que entré. Metí en ‘GH VIP’ a mi hija y a Miguel, me aferré a ellos. Mi hija sigue en mi vida, Miguel ya no. Mi familia, mis amigas, Miguel, pues claro que me han reñido. No les gustaba que llorara tanto, que gritara… yo en mi casa no soy así, pero es que solo se veían videos míos…

 

¿Miguel llevó mal tu paso por la casa?

-Sí, él, mi familia y la gente que me quiere. Yo hice cosas mal, pero se sobrepasó un poco todo. No se pueden cortar los vídeos. Por ejemplo, Olvido me decía drogadicta y yonqui, y eso no ha salido. Por eso quiero explicarme.

 

En la casa te has mostrado prepotente, sin saber disfrutar, quejándote de todo… Eras una Belén que yo no conocía.

-Claro que me avergüenzo cuando me veo en algunos vídeos. Pero allí dentro yo he vivido las cosas diferentes de cómo se han visto fuera. Ha habido cosas buenas mías que no se han visto. Cuando digo lo de Isabel Pantoja es porque Kiko me dice que 'Sálvame' ha metido a su madre en la cárcel y yo ahí me vuelvo loca. Y solo sacan cuando me vuelvo loca. No he puesto tantas lavadoras en mi vida. Porque si no las ponía yo, ¿quién lo hacía? ¿los ratones que estaban por la casa? A Kiko Rivera le he cosido los calzoncillos con unos agujeros así. Y a Coman, pantalones.

 

Con Olvido Hormigos fuiste muy injusta. No se puede criticar a una madre que sale a trabajar cuando necesita dinero.

-A ver cómo explico esto. Hay una conversación en la casa y cada uno dice por qué ha entrado en la casa. Ella dice que ha entrado porque tiene una niña de cinco meses. Yo la respeto, pero yo con mi niña de cinco meses no hubiera entrado. Olvido, te digo una cosa: que a mí tu vida me da igual. Hay cosas que no veo bien, pero te respeto. Así que espero que también se me respete a mí.

 

¿Por qué le cuentas lo de la ruptura con Miguel a Israel y no a Kiko Hernández o a María Patiño?

-El martes me llamó el torero y yo estaba fatal, llorando, y se lo conté. En Israel confío completamente. A Kiko y a María quería contárselo aquí, pero se me adelantaron.

 

¿Quién crees que te ha traicionado?

-No lo sé. 

 

¿Crees que ha podido ser esa tercera persona la que haya filtrado la noticia?

-No quiero entrar en eso.

 

Has puesto tres denuncias.

-El 28 de febrero, Miguel pone una denuncia porque me tiran pintura negra a la fachada de mi casa. También he denunciado al padre de Aguasantas, que me dicen que no tiene twitter, pero si no ha sido él ha sido Ángel, su hijo, que puso cosas horribles. Y he denunciado porque en mi pueblo han puesto un cartel diciendo que no soy de Paracuellos, pues aunque les duela, no he nacido allí, pero soy ciudadana de Paracuellos. Están poniendo carteles con cosas horribles, los ponen en los parabrisas, pero que tengo amigos que los van quitando. Y todos los que le han puesto barbaridades a mi hija en twitter están denunciados también.

 

¿En la casa podías haber tenido algo con el torero, Israel Lancho?

-Cuando ves que le gustas a alguien, se nota. Y nosotros nos teníamos mucho cariño.

 

¿Volverías a entrar en el concurso?

-No.

 

¿Te arrepientes de haber entrado?

-Nunca se sabe. Yo estaba muy bien en mi casa.

 

-¿Cuándo fue la última vez que le dijiste "te quiero" a Miguel?

-El sábado.