#Belenazo segunda parte

Belén Esteban: "Cuando firmé el contrato del libro no sabía lo que firmaba"

La colaboradora piensa luchar por recuperar los derechos de autor, un derecho inalienable

Belén Esteban en 'Deluxe'

Más Sobre...

Sálvame Deluxe La ruptura de Belén y Toño

4 de junio de 2016, 16:00

Belén Esteban regresó al 'Deluxe' en calidad de invitada por segundo viernes consecutivo, ya que la pasada semana quedaron bastantes asuntos pendientes que, por falta de tiempo, no pudieron tratarse.

Relacionado con esta noticia

El #Toñogate sigue dando de qué hablar. Belén está dispuesta a demostrar que dice la verdad sobre las presuntas irregularidades en la gestión que Toño Sanchís cometió en los años en que fue el representante de Belén Esteban.

Belén Esteban en 'Deluxe'

"Me estoy preparando para el juicio, que será largo", dijo Belén. "Pero me gustaría que él también se sentara y mostrara papeles".

El contrato del libro de Belén lo firmó cediéndole el 100 por cien de los derechos a Toño Sanchís, algo que no es habitual en el mundo editorial. A raíz de destaparse el #Toñogate, Belén comenzó a cobrar ciertas cantidades procedentes de las ventas del libro. Lo normal es que la editorial anticipe un 80 por ciento de las ventas del libro al autor, pero Toño solo le pagó a Belén el 57 por ciento del anticipo. Faltaba un 23 por ciento. Toño dijo que ese dinero se había utilizado para pagar una serie de gastos que, al parecer, ya habían sido asumidos por la editorial.

"Es verdad que firmé esa cesión de derechos de autor, pero eso se hereda. Para que los derechos los hereden sus hijos, que los herede mi hija. ¿Si sabía lo que firmaba? No. Pero ya he dicho que en esa época yo podría haber firmado mi sentencia de muerte", explicó Belén.

Otro de los supuestos engaños de Toño a Belén tiene que ver con el porcentaje que debía tributar a la Hacienda pública. Belén tributa en Madrid, comunidad autónoma en la que el máximo que se tributa es del 43 por ciento, pero Toño le hizo creer que tenía que pagar el 56 por ciento. Ese 13 por ciento de diferencia, ¿quién se lo quedaba? "Esto me lo hizo en el contrato de 'Gran Hermano VIP'. Si yo gané 1.000 él ganó 800, pero la que estuvo 75 días encerrada fui yo. Y aún se quejaba de que hubiera donado el premio", comentó la colaboradora.

"Si esto no llega a salir a la luz, yo me veo en la calle y llena de deudas. Bueno, en la calle quizá no, porque Miguel tiene un piso y si me tengo que ir a vivir al piso de mi novio, pues me voy. Pero de momento, ni he pedido un préstamo, ni he tenido que pedir limosna", dijo Belén.

Los asesores de Belén descubrieron la existencia de cinco cuentas bancarias a nombre de Belén, de las que ella desconocía la existencia de cuatro de ellas. Estas cuentas se abrieron en Valencia, en una sucursal de un íntimo de Toño, y en Madrid. Una de esas cuentas se utilizó para recaudar fondos para los damnificados del terremoto de Lorca. En esas cuentas se ingresaban distintas remuneraciones por trabajos que hacía Belén. Toño explica que posee un poder notarial de Belén para poder trabajar con esas cuentas. "Cuando me enteré, fuimos a la sucursal para pedir el contrato. Como vieron que habían metido la pata, solo me dieron una parte del contrato. Pero yo voy a por todas. Luego me entero de que Toño ha estado haciendo transferencias desde esas cuentas a Lorant. Y sé desde qué ordenador has hecho esas transferencias", dijo Belén.

Durante años y por consejo de Toño, Belén estuvo pagando un asesor y un abogado para que le resolvieran sus problemas fiscales, cosa que no hicieron y la 'broma' le costó a Belén unos 50.000 euros de intereses. "Toño, ¿qué explicaciones vas a dar? ¡Si te he pillado! Qué pena no haber donado todo lo que te has llevado. El día que tenga la sentencia te diré la palabra que ahora no puedo decir, pero esto tiene un nombre", reprochó la colaboradora.

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...