en 1992

Así fue la primera aparición de Cristina, La Veneno, en televisión como hombre

La vedette concursó en el programa ‘Vivan los novios’

Cerrar galeríaDesplegar galería
1 / 8

1 / 8

Era 1992

2 / 8

Tres hombres y un destino

3 / 8

La enamorada

4 / 8

Aseguró que era modelo

5 / 8

No quería que la gente de su pueblo supiera de su visita a la televisión

6 / 8

¡Ganó!

7 / 8

Cada uno se llevó 180.000 pesetas

Más Sobre...

Sálvame

16 de noviembre de 2016, 14:39

La vinculación de Cristina Ortiz, la Veneno, con Telecinco va mucho más allá de lo que todos recordamos. Nos parece estar viéndola, con sus escotes, sus faldas con rajas imposibles y cruzando al lado de Pepe Navarro el Misisipi. Pero antes de ‘ser descubierta’, como quien dice, por el presentador, Cristina ya había pisado un plató de Telecinco. Fue en el año 1992, en el programa ‘Vivan los novios’. Todavía se hacía llamar José Antonio, y vestía ropa de hombre.

Relacionado con esta noticia

Ahora que sabemos, gracias a su biografía, por todo lo que Cristina pasó, estas imágenes se nos antojan llenas de tristeza. La Veneno jamás fue un hombre fingiendo ser una mujer, pero sí una mujer fingiendo ser un hombre. Y en este programa lo hizo. Trató de ser alguien que evidentemente no era. Cuando fue a la tele, para que en su pueblo, Adra, no se enfadarán, falsificó todo su ser; se creó un personaje. José Antonio, de Marbella y modelo de pasarela. En esa afirmación no había nada de verdad. El nombre era con el que la bautizaron sus padres, pero ella no se sentía bien con él. No la representaba.

Allí, como el que interpreta un papel ante las cámaras, Cristina fue un tipo chulesco, un Casanova, que alardeaba de meterse a todas las mujeres en el bolsillo. De hombre, al igual que de mujer, poseía un magnetismo único, una personalidad arrolladora y un atractivo innegable. No es de extrañar que los otros candidatos al corazón de la enamorada no tuvieran absolutamente nada que hacer contra Ortiz.

Ganó el concurso, y, en sus memorias contó cómo se había enfadado la gente de su tierra por no haberla mencionado. Hiciera lo que hiciera habría estado mal hecho, aseguró en en el libro, sin llegar a entender a su entorno igual que estos JAMÁS llegaron a entenderla a ella.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...