No quieren quieren dar el cante en el palco

Artistas y, además, dueños de clubes deportivos

¿Y tú qué opinas?

Rihanna
Gtres

22 de agosto de 2014, 08:59

Por AMADEU GARCÍA

A Rihanna le gusta el fútbol. Eso ya quedó meridianamente claro durante la disputa del pasado Mundial de Brasil. La cantante no dudó en elogiar abiertamente en las redes sociales el físico de Sergio Romero, portero de la selección argentina. Con tanto énfasis, que la esposa del guardameta no dudó en mostrarse dispuesta a dejárselo durante una semana si la albiceleste acababa alzándose con el título. Al final, el equipo que conquistó el trofeo fue Alemania y la casi siempre polémica artista tuvo que quedarse con las ganas de ver si la mujer de Romero iba a cumplir o no su palabra. Eso, no obstante, no impidió que ella misma se divirtiera con los flamantes nuevos campeones del mundo en una fiesta, tal y como también quedó plasmado en internet.

El gusto de Rihanna por el fútbol podría llevarla más allá de ser una simple aficionada. En las últimas semanas, ha trascendido el posible interés de la cantante en hacerse con las acciones del Liverpool, uno de los clubes con más tradición en la liga inglesa. En caso de que, finalmente, se viera truncada esta posibilidad, tampoco se descarta que pudiera entrar como accionista en algún otro conjunto de la Premier League. Desde luego, no sería la primera artista vinculada a un equipo en Inglaterra. En ese sentido, sir Elton John le lleva la delantera. Y, además, el gusto de los cantantes más diversos por los equipos deportivos no se restringe sólo a Europa. Ni al fútbol.

1. Sir Elton John. Watford.

Empezó hace ya casi cuatro décadas, pero es algo que los propios aficionados del Watford seguramente no podrán olvidar jamás. Y con razón.  En 1976, sir Elton John se convirtió en su presidente. No sólo eso. Invirtió grandes cantidades de dinero para lograr que el club ascendiera tres divisiones hasta llegar a la que era entonces la máxima categoría del fútbol inglés. Sus mayores éxitos, en esta primera etapa, fueron quedar segundo, justo tras el Liverpool, en la temporada 1982-83 y alcanzar una final de la Copa inglesa justo un año después. En 1987, el cantante vendió el club, aunque decidió recuperarlo 10 años después, sólo para volver a dar un paso atrás en 2002, al entender que el equipo necesitaba a alguien que pudiera darle plena dedicación. No obstante, sigue siendo el presidente vitalicio del mismo y tiene aún algunas de sus acciones. Y curiosamente, antes de emprender la aventura futbolística a este lado del Atlántico, tuvo durante algún tiempo acciones de los desaparecidos Los Ángeles Aztecs, equipo de la que fue la primera liga profesional de fútbol en los Estados Unidos.

2. Justin Timberlake. Memphis Grizzlies.

Si a Elton John le gusta el fútbol, lo que más le va a Justin Timberlake es el baloncesto. El cantante procura no perderse ni un sólo partido de Los Ángeles Lakers. A la hora de invertir su dinero, no obstante, le ha podido más echar la vista atrás hacia sus orígenes. Por tanto, prefirió comprar acciones de los Memphis Grizzlies, el equipo de su ciudad natal, aquel donde Pau Gasol dio sus primeros pasos en la NBA, donde Juan Carlos Navarro disputó su única temporada en la liga de baloncesto más seguida del mundo y donde Marc Gasol se está haciendo decididamente con un nombre entre las estrellas más brillantes del baloncesto mundial. A Justin le apasiona el baloncesto, y es por eso que no le sentó demasiado bien que Donald Sterling, propietario de Los Ángeles Clippers, manchara este mismo año el nombre de este deporte con comentarios racistas. Así se lo hizo saber a todo el mundo durante una entrega de premios musicales el pasado mes de mayo. “Hey, Donal Sterling... ¡Todo el mundo te odia!”, espetó en mitad de su discurso. Claro, directo y conciso.

3. Jay Z. Brooklyn Nets.

El marido de Beyoncé también es un auténtico fanático del baloncesto. Tanto, que incluso ha sido productor de un famoso videojuego en el que los jugadores pueden tomar el control de las más rutilantes estrellas de la NBA, en su versión de 2013. Fue todo un éxito, convirtiéndose en el más vendido de la historia en su género.  En su caso, Jay Z tiene algunas acciones de los Brooklyn Nets, una participación minoritaria, pero es también representante de algunos de los jugadores que exhiben su talento en la competición, como Kevin Durant, su auténtico buque insignia en este deporte. La empresa de Jay Z, Roc Nation Sports, además, ha decidido extender sus tentáculos a otras grandes ligas estadounidenses, como la NFL, de fútbol americano, o la MLB, de béisbol. Y no va a quedarse ahí. Su nuevo punto de interés, según ha trascendido en los últimos días, sería el boxeo. Ignoramos cómo debe llevar Beyoncé la hiperactividad de su marido en el terreno deportivo, pero lo que sí parece bastante claro es que comparte con él su pasión por el baloncesto. No duda en acompañarlo a los partidos cuando tiene ocasión y además comparte también con él la amistad con un destacadísimo jugador de la NBA, LeBron James.

3. Marc Anthony. Gloria y Emilio Estefan. Fergie. Miami Dolphins.

Y del baloncesto, al fútbol americano. Los Miami Dolphins tienen el honor de contar con más de un cantante entre sus accionistas. En sus entresijos hay una gran cantidad de ritmo latino. Eso puede asegurarse sin dejar prácticamente lugar a duda. Marc Anthony, ex marido de Jennifer López, se sumó hace algunos años a Gloria y Emilio Stefan como otro más de los propietarios del equipo, si bien el porcentaje que poseen del equipo se mantiene estrictamente confidencial. El contrapunto a ese ritmo latino que aportarían el matrimonio Estefan y el ex de J Lo lo daría Fergie, la vocalista del grupo Black Eyed Peas, quien también tiene algunas acciones de los Dolphins, un equipo en el que muchos famosos han decidido centrar sus ojos. Dos grandes figuras del tenis mundial, Venus y Serena Williams, también se cuentan entre sus accionistas.

4. Bon Jovi. Buffalo Bills.

Seguimos con el fútbol americano. Jon Bon Jovi ha confirmado recientemente lo que hasta hace sólo unos días era un insistente rumor: quiere comprar los Buffalo Bills, un equipo profesional de la liga estadounidense de fútbol americano. No es el único interesado. Para hacerse con él, podría verse obligado a competir con el magnate Donald Trump, también interesado en hacerse con el control del equipo. No sería, además, la primera incursión del cantante en el mundo del deporte. Hace ya algunos años, fue copropietario de los Philadelphia Soul, un equipo de la Arena Football League, básicamente fútbol americano indoor. A pesar de sus raíces italogermanas (italiano por parte de los antepasados de su padre y alemán por parte de los de su madre), este popular cantante y actor siempre se ha sentido más atraído por fútbol americano que por lo que los yankis llaman “soccer”. En 2011 llegó incluso a ofrecer 150 millones de dolares por una parte de las acciones de otro equipo de fútbol americano, los Atlanta Falcons, pero la operación no se llevó a cabo. Veremos si esta vez consigue cumplir finalmente su sueño.

5. Paul Stanley y Gene Simmons. Los Ángeles Kiss.

Paul Stanley y Gene Simmons, miembros fundadores de Kiss, decidieron dar un nuevo paso adelante y dar forma a su pasión por el fútbol americano con la creación en Los Ángeles de un equipo de fútbol americano indoor que lleva, precisamente, el nombre de su banda. Los partidos como locales incluso están montados de tal manera que recuerdan a uno de los conciertos del grupo, famoso por su contundente puesta en escena. Un sólo de guitarra eléctrica intepretando el himno estadounidense y fuegos artificiales se encargan de recibir a los aficionados. Una vez sentados en sus localidades, pueden ver el logo del grupo, y por tanto del equipo, exhibido en prácticamente todas las partes del recinto. El terreno de juego, de césped artificial, es de color plateado y las cheerleaders, cómo no, actúan convenientemente en

Noticias relacionadas