Incinerado en Barcelona

Arantxa, la gran ausente en el funeral por su padre

El mundo del tenis se despide del patriarca de los Sánchez Vicario

Arantxa Sánchez Vicario
Lluís Bou

Glòria Fernàndez

27 de febrero de 2016, 12:48

Tras el desagradable episodio vivido la tarde anterior por Arantxa Sánchez Vicario y su marido, Josep Santacana, que fueron expulsados del tanatorio por Javier Sánchez Vicario -tercero de los hijos de Emilio Sánchez y Marisa Vicario-, la extenista prefirió no asistir al funeral y posterior incineración para que no se repitiera la bochornosa situación de nuevo.

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Quienes sí se acercaron al tanatorio para acompañar a la familia fueron algunos extenistas, como Carles Costa, Albert Corretja, Albert Costa y Manolo Orantes. La viuda, Marisa Vicario, así como sus hijos Emilio, Marisa y Javier, acompañados de sus respectivas parejas, llegaron a primera hora y estuvieron a solas despidiéndose del finado. A las 12.10 del mediodía se celebró el funeral, al que asistieron unas 250 personas. En la ceremonia, un terceto de cámara interpretó 'Candle in the wind', de Elton John, y Javier Sánchez Vicario hizo una de las lecturas. También su hermana Marisa y tres de las nietas del difunto tomaron parte de la ceremonia.

Marisa Sánchez Vicario, muy emocionada, dijo: "Era mi padre, mi amigo, mi mentor. Tuvo una visión de futuro que se cumplió con creces. Nos hizo prometer que cuidaríamos y nos aseguraríamos de que a nuestra madre no le faltara de nada y que tuviéramos la vida montada cuando él faltara". Una de las nietas de Emilio Sánchez Vicario también quiso dedicarle unas tiernas palabras a su abuelo: "Ya no estás aquí para revolverte tu pelo cano y ya no escucharemos tu risa, pero la tendremos siempre con nosotros". Emilio Sánchez Vicario habló de su padre, también muy emocionado: "Papá se ha marchado, pero queda su legado. Cuando salías de la pista después de un día malo, te recibía con su voz profunda y su humor inglés. Veo la foto de mi padre y veo que cada vez me parezco más a él". Posteriormente, los restos mortales de Emilio Sánchez fueron incinerados en el cementerio de Collserola, en la más estricta intimidad.

La extenista tuvo ocasión de despedirse de su padre hace unos días cuando lo visitó en la clínica Quirón. El estado de salud de Emilio Sánchez era ya terminal, pero Arantxa regresó a Miami, donde reside con su marido y sus dos hijos, Arantxa y Leo. Al conocerse la noticia del fallecimiento de Emilio Sánchez, Arantxa voló con Santacana a Barcelona, pero cuando el matrimonio llegó al tanatorio de Les Corts, donde la familia velaba el cadáver, Javier Sánchez Vicario los echó. Hay que recordar que Arantxa, sus padres y sus hermanos han vivido varios años en los que solo se hablaban a través de los abogados, ya que la extenista los acusó de haberla arruinado. En el último año, Arantxa y sus padres llegaron a un acuerdo por el cual ella retiró las demandas, pero las heridas no cicatrizan tan rápido y las tensiones entre los hermanos siguen abiertas.

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Noticias relacionadas

Loading...