En sus horas más bajas

Ana Obregón cobra solo 300 euros por función

"Ya no puede sostener sus propias fantasías"

Ana Obregón
Ana Obregón

Mariàngel Alcázar

10 de febrero de 2016, 07:00

No le pasa nada, o le pasa de todo. La actriz, que el próximo 18 de marzo cumplirá 61 años, parecía ya en vías de jubilación mediática cuando dos asuntos la han devuelto a la actualidad: su empeño en no recordar su affaire de juventud con Bertín Osborne, que desveló Lecturas, y su polémica con Alessandro Lequio por no haberle comunicado su próxima paternidad.

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Las dos cuestiones, que han alterado su ánimo, la han pillado en un mal momento, ya que al delicado estado de salud de su madre se ha sumado la presión de estrenar en Madrid ‘Sofocos Plus’, la obra que, tras girar por diferentes ciudades españolas, se representa ahora en el teatro La Latina con desigual respuesta del público. Consecuencia: un cólico nefrítico que la pasada semana la obligó a permanecer varias horas ingresada en el hospital Ruber de Madrid.
Ana advertía desde las redes sociales: “Anulada la función de hoy en el teatro La Latina con lleno total porque estoy ingresada con un cólico nefrítico”. Se puede dudar de que el teatro estuviera lleno para la función del miércoles 3 de febrero. Debía de ser la única con el cartel de no hay billetes, ya que para el día 4 aún estaban a la venta casi la mitad de sus 927 localidades, concretamente 459 butacas, más o menos las mismas que en las funciones de los días siguientes.

No trabaja por dinero
Su papel en ‘Sofocos Plus’ es el único trabajo que la actriz ha tenido en los últimos años aunque realmente no lo hace por dinero ya que, como ha confirmado Alessandro Lequio, Ana Obregón es millonaria por su condición de accionista de las empresas familiares dedicadas a la construcción. La retribución que recibe la actriz por su papel en la obra teatral es de 300 euros brutos por función, lo que, multiplicado por los días de trabajo y una vez descontados los impuestos, supondría unos ingresos mensuales netos de poco más de 3.000 euros. A Ana lo que de verdad le gusta es estar en el primer plano, aunque ya ha perdido la agilidad para sostener sus propias fantasías.

Puedes leer el resto del artículo en la revista Lecturas

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...