El brasileño anima las redes sociales con su look y sus vídeos

Alves, la salsa del panorama futbolístico español

¿Y tú qué opinas?

8 de agosto de 2014, 08:00

Por AMADEU GARCÍA

A Dani Alves no le gusta pasar inadvertido. Ni mucho menos. Tal vez es lo que cabría esperar de un lateral que se siente mucho más cómodo atacando que defendiendo, más cerca de la portería contraria que de la propia. El brasileño es único e inimitable. En muchos aspectos. Por un lado, tenemos su manera de vestir, muy personal, incapaz de dejar a nadie indiferente. Por otro, su fuerte implicación en las redes sociales. Si le sigues en alguna, te enterarás prácticamente de todo lo que hace. Dejando, eso sí, algunas cosillas en el ámbito más estrictamente privado. Tampoco le falta originalidad a la hora de buscar formas de invertir su patrimonio. Porque ¿a cuántos jugadores se les habría ocurrido montar un servicio a domicilio de comida innovadora? Y tampoco duda demasiado a la hora de aprovechar todo ese potencial que tan bien a sabido atesorar para ponerse al servicio de una lucha tan noble como es la que intenta erradicar el racismo. Un gesto en apariencia tan tonto como comerse un plátano puede acabar diciendo mucho.

¿Seguirá jugando en las filas del Barcelona la próxima temporada? Es difícil asegurarlo. A pesar de que el propio jugador se siente a las mil maravillas en una ciudad a la que llegó en verano de 2008 tras pasar por las filas del Sevilla. En los últimos tiempos, se ha hablado mucho del interés del PSG y del Inter de Milán por incorporarlo a sus disciplinas pero cuesta imaginarlo sin ver el sol durante semanas y sin poder pisar la playa. Veamos qué le convierte en la salsa del fútbol patrio: 

 

1. La moda, una de sus grandes pasiones.

Tanto que, si su agenda se lo permite, le gusta acudir a los desfiles, pero no sólo a figurar y a hacerse fotos. Qué va. Si hay demasiada gente y no puede ver bien la pasarela, se cuela en el backstage, desde donde puede seguir con la máxima tranquilidad las propuestas que presentan los diseñadores. No es difícil ver a varios de ellos entre las personas a las que sigue en una red como Instagram, a la que el propio jugador es muy aficionado. Entre sus firmas preferidas, por ejemplo, podemos encontrar a DSquared2. Gafas de pasta, colores llamativos, sombreros... Son algunos de los componentes de su look lejos del césped. Bueno, o, a veces, también sobre él. En 2011, para celebrar la Copa de Europa conquistada en Wembley, saltó al terreno de juego del Camp Nou con una camiseta de rayas, americana, sombrero rojo, gafas de sol, bufanda a modo de corbata y pantalón corto... Todo, parte de una broma. La camiseta, de la selección francesa, era un homenaje a su amigo Eric Abidal y la americana, según confesó, pertenecía al responsable de prensa del primer equipo. “Se trataba de divertirse”, resumió entonces el brasileño.

 

2. Un asiduo de Instagram.

Como buen aficionado a la moda, le encanta fotografiarse y compartir sus imágenes en una de las redes sociales más populares. Qué aspecto lleva ese día, qué está haciendo, con quién se ha encontrado o, a veces, alguna reflexión de tono más profundo, son algunas de las cosas que nos podemos encontrar si le vamos echando un vistazo a su cuenta, @danid2ois. Hace algunas semanas, incluso colgó un vídeo bailando cuando aún era un niño, cuando apenas levantaba algunos centímetros del suelo. Sus hijos, cuyos nombres lleva tatuados en su torso, aparecen también en infinidad de ocasiones. Al fin y al cabo, el brasileño parece estar retransmitiendo su vida al mundo entero, sin sentirse incómodo por ello. Lo único que podría incomodarlo en este sentida, quizás, sería que su hasta hace algunas semanas novia, la también brasileña Thaíssa Carvalho, anunció su ruptura con el jugador precisamente a través de Instagram. Por el momento, según confirmó su agencia de comunicación, el defensa sigue soltero.

 

3. Su chef personal también puede cocinar para ti.

Una de las últimas aventuras sorprendentes de Dani Alves tiene forma de negocio gastronómico. En pocas palabras, se trata de que su chef personal, Joao Alcantara, pueda desplazarse al domicilio de quien contrate sus servicios culinarios, englobados bajo el evocador nombre de Alquimia Fogo. Alcantara se basa en dar un toque moderno y personal a la cocina tradicionalmente brasileña, completando todo eso además con las peculiaridades que supone el hecho de responsabilizarse de cocinar para un deportista de élite.

 

4. Un plátano para luchar contra el racismo.

Fue en el partido que el Barcelona disputó ante el Villarreal en El Madrigal. Uno de los espectadores le tiró un plátano y Alves, ni corto ni perezoso, lo cogió, lo peló y se lo comió allí mismo, delante de todo el mundo. Un gesto racista, con el que algunos pretenden comparar a los deportistas de color con simios, cambió de repente de significado. Parecía un gesto tonto, espontáneo, pero estaba muy pensado. Al propio defensa y a su compatriota Neymar se les ocurrió la idea, y la agencia de publicidad de Neymar se puso manos a la obra para orquestar lo que acabaría siendo una campaña del todo viral contra un mal tan execrable como el racismo. Todo el mundo se sumó. Aunque inicialmente el encargado de ponerla en marcha debería haber sido el propio Neymar, Alves dio el primer golpe de efecto. No en vano, según un estudio reciente, está entre los futbolistas más influyentes en internet, un ranking que lidera el madridista Cristiano Ronaldo. El lateral azulgrana ha sabido entender perfectamente cómo funciona la red mundial. Basta echarle un vistazo a su página web personal: moderna, desenfadada, divertida. Como él, ni más ni menos.

Temas Relacionados

Lo más visto

  1. Las cinco cosas que se llevó Alba Carrillo de casa de Feliciano López y que quizá tenga que devolver
  2. Raquel Bollo ya comparte fotos con su "ilusión", Juan Manuel
  3. El dardo de Melendi a Maluma del que todos hablan
  4. ¿Crees que lo sabes todo sobre los famosos? Demuéstralo con este test
  5. Las caras largas de Liam Hemsworth y Miley Cyrus