Visitando juntos la población francesa de Aurillac

Alberto y Charlene se esfuerzan por desmentir su crisis

¿Y tú qué opinas?

Alberto de Mónaco y Charlene
Gtres

16 de mayo de 2014, 12:04

Los rumores de crisis entre Alberto de Mónaco y Charlene se remontan casi al mismo día de su boda. Durante estos casi tres años, la sombra del distanciamiento ha planeado permanentemente sobre ellos y, el pasado mes de marzo, algunos medios se aventuraron a escribir que el matrimonio estaba "roto".

Las constantes actividades por separado de la pareja y las 'escapadas' de la princesa alentaron esta teoría e incluso hubo quien habló de una actitud demasiado cómplice de Charlene con un amigo.

En un esfuerzo por dar una imagen de normalidad, Alberto y su esposa visitaron ayer juntos la población francesa de Aurillac, donde descubrieron una placa conmemorativa en la 'Casa del príncipe', que debe su nombre a una visita que hizo a la población Luis I en 1668.

Su llegada, con más de una hora de retraso por problemas técnicos en el Falcón 7X que les trasladaba, fue esperada por una multitud que comentó el frío que se podía apreciar que estaba pasando Charlene, vestida demasiado primaveral para visitar una población de montaña.

A pesar de los esfuerzos por parecer cómplices, Alberto y Charlene no consiguieron ocultar la aparente frialdad entre ellos, lo que no ayudó demasiado a desmentir los contantes y cada vez más fuertes rumores de crisis.

Más Sobre...