Entrevistamos a Jessica Bueno

"A ver si es verdad que nace otro bebé en la familia y me dejan a mí en paz"

¿Y tú qué opinas?

Jessica Bueno

25 de septiembre de 2013, 14:38

Frente a un batallón de micrófonos y cámaras, dice Jessica Bueno que quiere mantenerse al margen de los conflictos, que en su casa “la tele no se ve”, pero que no puede hacer nada para no aparecer en la prensa del corazón.

La madre del primer nieto de Isabel Pantoja ve ahora despuntar, con sus actuales 51 kilos de peso, su carrera de modelo; un despegue tardío pero con el que confiesa querer ganar su propio dinero y “ser independiente económicamente” aunque también tema que el interés inusitado en su intimidad le perjudique.

Su base de operaciones para comenzar su carrera de top está en Eibar, en esa casa con la televisión apagada que comparte con Jota Peleteiro, donde confirmó que se ha mudado hace unos días con su hijo de diez meses, Francisquito, el epicentro de sus disputas con la familia Pantoja que la acusa de desbaratar la negociación de la custodia del niño por razones monetarias.

“A ver si es verdad que nace otro bebé en la familia y me dejan a mi en paz”, señaló la maniquí, imagen de la última colección de trajes de novia, Saint Patricks.

 

Estás delgadísima.

Ya estoy bien para trabajar, sí.

¿Cuánto pesas ahora?

- Depende del día. Algunas mañanas 51 y otras, 52. Según lo que cene la noche anterior.

¿Cuánto has adelgazado?

- Llegué a pesar 83 kilos. Pero porque retenía mucho líquido. Eso fue lo más fácil de perder.

¿Y cómo lo has hecho?

- Hago deporte, cuido lo que como, y con el bebé estoy todo el día entretenida, moviéndome.

¿Cómo está Francisquito?

- Está muy bien. Normal, como cualquier niño de diez meses.

¿Pero ya anda, habla un poquito?

- Es un niño normal y corriente. No quiero hablar detalladamente de él porque es muy pequeñito.

¿Se debe a la negociación de la custodia con Kiko que quieras guardar silencio?

- No. Es una decisión mía, prefiero no hablar de él porque es menor. He venido a hablar de mí y no de él, que está dormidito en casa.

Hablemos de ti. ¿Cómo estás llevando la maternidad?

- Bien. Sigo los consejos de una gran maestra, mi madre. Me ayuda con todo. Sobre todo, me ha ayudado a tener esa paciencia que hay que tener con un niño pequeñito.

¿Y de su otra abuela, Isabel Pantoja?

- Con quien estoy es con mi madre. Mi madre es mi ejemplo.

¿Y cómo compatibilizas tu trabajo de modelo con ser madre?

- Tengo la suerte de que mi trabajo no es diario, que no tiene horarios, que puedo estar con mi hijo salvo el día o el rato que tenga un trabajo y tenga que desplazarme.

¿Y desde Eibar es fácil?

- No creo que sea necesario vivir en Madrid, Barcelona o Sevilla para dedicarme a ser modelo. Desde cualquier sitio puedo desplazarme.

¿Te quedarás en Eibar a formar tu familia?

- El tiempo lo dirá.

Se ha dicho que tu traslado a Eibar ha sido tomado por tu familia política como una provocación.

- Prefiero no entrar en ese tema. Yo no busco ningún conflicto. Si alguien lo busca, en mí no lo va a encontrar. Yo solo quiero hacer mi vida, encontrar mi estabilidad y mi tranquilidad junto a mi pequeño y mi pareja. Eso es lo que me importa, mi trabajo, mi hijo y mi novio.

¿Cómo va la custodia?

- No quiero hablar de ese tema. Es muy complicado. Hay un menor por el medio y no quiero hablar.

¿Y de tu novio? ¿Cómo es Jota?

- Es el hombre ideal, espero no perderlo nunca y que algún día…

¿Habláis de matrimonio?

- No, todavía no.

¿Cómo sería tu vestido perfecto?

- Como el que llevo hoy. Con corte sirena. Sencillo, pero al mismo tiempo, moderno y fresco.

¿Qué has encontrado en Jota que no hayas tenido con otras parejas?

- No me gusta comparar. Encontrar a alguien y que para él seas la persona más especial del mundo es lo más importante. ¿Qué más puedo pedir?

¿Es un amor para siempre?

- Intento encontrar una estabilidad. Y sí, quiero se feliz, tener una vida normal. Intento formar una familia.

¿Crees que ser un personaje del corazón te perjudica en tu vida personal y profesional?

- La televisión en mi casa no se ve, pero no puedo hacer nada para no salir. Intento mantenerme al margen y no entrar en ningún juego. Y sí, mi miedo es ese, que se hable tan intensamente de mi vida privada que me perjudique.

¿Te arrepientes de algo?

- Soy una persona que no se arrepiente de las cosas y que afronta las consecuencias.

¿Repetirías todo?

- Intento pensar que el destino me tenía preparado esto para mí y lo acepto.

¿Podrás reconducir tu relación con Kiko?

- Por mi parte sí. Yo solo hago mi vida. Intento trabajar para ser independiente económicamente, no necesito a nadie.

¿Y para que Francisquito no esté solo, te gustaría que hubiera otro bebé en la familia?

- No sé. Supongo que sí. Mi hermano todavía no se ha casado ni nada.

¿Y por tu familia política?

- ¡Ay por Dios! A ver si es verdad que nace otro bebé en la familia y me dejan a mí en paz.