Donde está recluida Isabel Pantoja

¿A quién ha ido a visitar Raquel Bollo a la cárcel de Alcalá de Guadaíra?

¿Y tú qué opinas?

Raquel bollo
gtres

10 de diciembre de 2014, 15:35

Raquel Bollo llegaba sobre las cuatro de la tarde a la cárcel de Alcalá de Guadaíra. En un primer momento, no se sabía si se trataba de una visita a su buena amiga Isabel  Pantoja o si por el contrario el motivo que la había llevado hasta allí era su prima, que se encuentra ingresada en la cárcel sevillana desde hace tiempo.

 

No fue hasta la salida de la colaboradora de televisión cuando ella misma aclaraba: “He venido a ver a un familiar, no a Isabel Pantoja”. Preguntada por su amiga, la tonadillera, ella respondía: “Ya habrá días para verla”.

 

Así, el motivo de su visita ha sido familiar y es que ella está muy afectada con el hecho de que se haya hecho público que la joven se encuentre entre rejas.

 

Quizá Raquel haya querido acercarse para pedirle perdón por todo lo que está ocurriendo y hablar con ella sobre lo que está sucediendo y lo que se está hablando, pues nunca quiso que esto se supiese, pero no ha podido hacer nada por evitarlo.

 

A Raquel se la veía tranquila, quizá ha recibido buenas noticias del interior de la cárcel, pero, de momento, no ha querido hablar más sobre esta visita, que tanta expectación ha levantado. Además, se ha producido en un día en el que se conocía que la fiscalía no ha querido hacer cambios en el embargo de los bienes de Isabel Pantoja, por lo que cada vez se hace más difícil hacer frente al pago de la multa.

 

No corren buenos tiempos para la familia Pantoja, que se encuentra muy nerviosa con toda la situación por la que están pasando. Esto ha motivado que Chabelita se enfade con su buen amigo y confidente Sema, quien habría abandonado la casa de la joven. A juzgar por los últimos tweets de la aspirante a estudiante de moda se podían leer algunas pullitas destinadas a un ‘amigo’ que la ha había decepcionado: “vale la pena olvidar lo que no valió la pena conocer”, “has pasado de valer la pena a darla, amigo” o “cuánto te echo de menos y que razón tenias mamá”.

 

Más Sobre...
Temas Relacionados