De las ‘mamasitas’ a las ‘envolantadas’

5 tendencias que nos ha dejado la MBFW Madrid

¿Y tú qué opinas?

16 de septiembre de 2014, 09:27

Por CONCHI ÁLVAREZ DE CIENFUEGOS

 

Con la semana de la moda de Madrid finiquitada, echamos la vista atrás para repasar las tendencias que nos han dejado los mejores desfiles para la próxima temporada primavera/verano 2015.

 

1.    Locura estampada

Si algo le gusta la diseñadora Ana Locking, eso son los estampados realistas. Flores, billetes de dólar o paisajes, como en el caso de su última colección, Magic Mountain, en homenaje a la novela de Thomas Mann, donde se levanta orgullosa la montaña que da nombre a la misma. El estampado, como pintado a mano, se repite en camisetas, sudaderas y tops de la colección, que nos provocan una especie de escapada mental cada vez que descansamos la vista sobre estas pecheras.

Pero si esta sobredosis de realidad no es para ti, siempre puedes optar por un estampado tan clásico como renovado, los lunares. Los topos se hacen los amos de las telas, y se convierten en los verdaderos reyes de los ‘prints’, como vimos en el desfile de Amaya Arzuaga o de Davidelfin, donde estos pequeños asaltaron la pasarela.

¿Y si lo tuyo es el tropicalismo? Tranquila, porque una temporada más regresan los dibujos de frutas en nuestra ropa, que si no consiguen que nos tomemos las 5 raciones de vegetales diarias, desde luego nos dejan un look de lo más vitaminado. Juan Vidal es el encargado la próxima temporada de llevarnos a su campo de fresas, como cantaban los Beatles, y llena sus prendas de estas jugosas frutas en su versión blanca y negra.

 

2.    Más volantes que en el Real

El próximo verano toca ‘aflamencarse’. No hablamos de sacar el cajón y conectar con nuestro Enrique Morente interior, sino más bien, de envolvernos de volantes y creernos que estamos en la feria más elegante de todas. Han coincidido en su apuesta por los faralaes (eso sí, discretitos, y muy del estilo del que vimos en Balenciaga hace un par de temporadas) Ana Locking y Amaya Arzuaga, que proponen una mujer de lo más femenina y coqueta.

 

3.    El color: verde esmeralda

David Delfín elegía esta tonalidad joya para cerrar su desfile. Ellos y ellas se vistieron de verde liderados por una Bimba Bosé valiente que parecía una generala del ejercito más fashionista. Este fue el primer desfile de la modelo tras anunciar que padecía cáncer de mama, una enfermedad que no le ha impedido seguir con su vida repleta de trabajo, ni renunciar si quiera a ninguno de sus compromisos laborales. Y por todo esto ella no cesa de dar las gracias a todas las personas que le han demostrado su cariño a lo largo de estos meses.

El verde esmeralda nos encanta como propuesta, y mucho más cuando se lleva con tejidos metalizados como él propone; eso sí, no nos hacemos responsables de la tendencia de invitar a Belén Esteban a la primera fila de los desfiles de la MBFWM como sí que hizo el diseñador malagueño.

 

4.    Honrarás al Little White Dress (LWD, pequeño vestido blanco)

Si no tienes uno en tu armario, ten por seguro que la próxima temporada, terminarás con uno. Teresa Helbig lo convierte en la pieza clave de su colección para la próxima primavera. Aberturas, bordados y miles de detalles que rompen la monotonía de la prenda sorprendiendo al que la disfruta, bien viéndola o bien vistiéndola. Por eso, ármate con un buen bronceador, para que el blanco más radiante te convierta en la diosa de la época estival. Aún no nos hemos puesto los abrigos y ya estamos deseando quitárnoslos.

 

5.    Mamasita ‘style’

Lo latino está de moda y eso lo sabe desde J.Lo. hasta nuestra María Escoté. La diseñadora catalana lo tiene claro, para la próxima temporada se lleva la mujer mega sexy, que adora su cuerpo y lo exhibe orgullosa y para ello se arma de un arsenal de ‘crop-tops’, faldas reducidas a la mínima expresión y los leggings más ceñidos con los que poder presumir de trasero generoso, porque no olvidemos que si algo tienen estas ‘mamasitas’ en las que se inspira Escoté son un buen par de cachas de las que tanto le gusta golpear a Miley Cyrus. Y así, convertidas en las reinas del gueto, con bien de oro en las orejas, unos potentes labios rojísimos y las uñas extra-largas, seremos no sólo las protagonistas del verano, sino también, las rompecorazones mayores del barrio.