Fan de Machado, rechazó a Picasso y defendió a Felipe

15 claves para entender quién era la duquesa de Alba

¿Y tú qué opinas?

Cayetana Fitz-James Stuart

23 de noviembre de 2014, 09:00

María del Rosario Cayetana Fitz-James Stuart y Silva, o lo que es lo mismo Cayetana de Alba, la duquesa de Alba, vivió como pocos. Lo dice su epitafio: "Aquí yace Cyetana, que viviói como sintió". Y lo dice también su propia vida. Mucho se ha escrito estos días sobre la mujer con más títulos nobiliarios del mundo. Vamos a dar algunas claves para entender mejor al personaje.

 

1. Picasso la quiso pintar. Una de las anécdotas más curiosas de su vida se refiere a Pablo Picasso, quien quiso pintar a la duquesa de Alba, como anteriormente hizo Goya con una antepasada: 'la maja desnuda'. Picasso quería pintar a una duquesa de Alba del siglo XX, pero ella declinó la invitación, a pesar de que le gustaba el arte y pintar en sus ratos de ocio como en su juventud. Por lo visto, siempre se arrepintió de esta decisión.

 

2. Le gustaba hacer 'topless'. Cayetana ha salido varias veces en 'Interviú' pillada en 'topless' en la playa. Consciente de su avanzada edad, tampoco ha dudado en ponerse biquini hasta el último momento de su vida por Ibiza y Marbella.

 

3. Rompió con la aristocracia. Llegó a decir que los aristócratas la criticaban por ser unos envidiosos. Su vida fuera de la norma provocó que más de uno arrgara el gesto. Y finalmente, acabó rompiendo con la aristocracia desapareciendo del Rastrillo de Madrid.

 

4. Era 'felipista'. Si algo tenía claro era que era 'felipista' como ha confesado en alguna ocasión y reconocía este viernes en 'El País' Alfredo Sánchez Monteseirín -el que fuera alcalde de Sevilla entre 1999 y 2011-.

 

5. Adorada en Sevilla, aunque nació en Madrid. El Ayuntamiento de Sevilla ha contado a más de 90.000 personas visitando la capilla ardiente de la duquesa. Tan querida en una tierra que no la vio nacer pero que ella consideraba su casa, la ciudad se ha volcado en su despedida.

 

6. 'Fan' de Antonio Machado. El poeta nació allí, en el Palacio de las Dueñas. Por eso y por su preciada poesía, Cayetana era una declarada 'machadiana'.

 

7. Marchosa y bailonga. La duquesa se arrancaba pronto a bailar, como hizo el día de su boda, a sus 85 años, que se descalzó, y con sus medias de rejilla y los pies llenos de tiritas por las rozaduras, bailó para todos.

 

8. Poseedora de un cementerio de animales. Ella misma ha contado que en la inmediaciones de los jardines de Liria tenía un cementerio para los animales que han tenido en la casa, con lápidas y nombres incluidos.

 

9. Compradora en mercadillos. Muy moderna, siempre le ha gustado ir a los mercadillos y de tiendecitas. En Ibiza, en San Sebastián, en San Juan de Luz... le gustaba adquirir mucha bisutería. Multitud de pulseras, medias de rejilla -con sus habituales pulseras al tobillos por encima-, manoletinas y bolsos de 'hippies', todo ello con looks con mucho color y muy modernos.

 

10. Trotamundos. India, Tailandia, Dublín, Egipto, Jordania... son algunos de los destinos a los que se ha desplazado... Alfonso Díez, su último marido, fue su compañero de viajes, al igual que otra compañera de viaje fue en otro tiempo su ex nuera María Eugenia Fernández de Castro, primera mujer de su hijo Jacobo.

 

11. ¿Quienes eran sus amigas? Sus amigas y compañeras de salidas en Sevilla han sido Carmen Tello y su marido Curro Romero, Ana maría Abascal -hermana de Naty- y las hermanas Cobo, amigas y confidentes como el cura Ignacio Sánchez Dalp, amigo y confesor.

 

12. Con un pronto fuerte. Cayetana de Alba siempre vivió su vida de forma intensa, dejándose llevar por sus pasiones y emociones.

 

13. Una suegra inusual. Si algo tenía, es que ha querido a todos sus yernos, incluso después de separarse de sus hijos. De Matilde Solís, ex mujer de su hijo Carlos, estuvo muy pendiente durante mucho tiempo. Eugenia Fernández de Castro, ex de Jacobo, ha sido de hecho una de sus mayores confidentes. A Genoveva Casanova, dijo, le debe mucho.

 

14. Morir en casa, su decisión. Ha muerto como ella quería, a los 88 años de edad y en su casa, en una de sus casa el Palacio de las Dueñas de Sevilla, junto a todos sus seres queridos (aunque seguro que le ha dolido en su foro interno no tener entre los suyos a Francisco Rivera y Cayetano sus 'hijos adoptivos' pero un varapalo tan grande y llevar a su querida hija Eugenia a los juzgados para lidiar la custodia de la hija que tienen ambos, -por mucho que lo pidiera la niña según argumentó Francisco- hizo su yerno favorito pasara a la más absoluta indiferencia.

 

15. Fran Rivera y Antonio 'El bailarín', dos penas que se lleva con ella. Además de hacer pasar todo ese duro proceso a Eugenia, la niña de sus ojos, y a 'Tana', su nieta, no le sentó nada bien todo lo que ha hecho Francisco Rivera Ordóñez desde que se enamorara de otra mujer. Que batallara por la custodia de 'Tana' en los tribunales es algo que nunca le perdonó. Otra de sus penas estaba relacionada con Antonio 'El bailarín', quien contó en sus memorias que Fernando, su hijo, era de él. Los Alba ganaron en los tribunales.

 

Más Sobre...

Lo más visto

  1. El peor momento de Antonio Orozco
  2. El nuevo dardo de José Luis Moreno dedicado a Sandra Barneda
  3. "Durante muchos años tuve miedo a hacerme las pruebas del VIH"
  4. Las cinco cosas que se llevó Alba Carrillo de casa de Feliciano López y que quizá tenga que devolver
  5. ¿Crees que lo sabes todo sobre los famosos? Demuéstralo con este test