Trucos LECTURAS

12 cosas que debes saber para frenar la pérdida de pelo

¿Y tú qué opinas?

Caída de pelo

17 de noviembre de 2014, 11:04

Es normal que el pelo caiga, forma parte de su ciclo de crecimiento. De hecho, cada día perdemos alrededor de 80-100 cabellos, pero mientras eso ocurre otros van naciendo.

 

1. Caída 'reaccional'. Las alarmas solo deben sonar en caso de que no haya renovación o bien cuando la pérdida es muy rápida y en cantidades importantes. Esto puede ocurrir por  varias causas, como el cansancio, la mala alimentación, los cambios hormonales o incluso algunos medicamentos.

 

2. Caída 'estacional'. También existe la 'estacional', que se produce en determinadas épocas del año, sobre todo en otoño. Ocurre porque el cabello, que ha estado sometido al calor y a los rayos UV durante el verano, acelera sus etapas de vida: crece más rápidamente, pero también cae antes. La buena noticia es que, en muchos casos, la pérdida no es definitiva.

 

3. Tratamiento con ampollas. Con temas de cabello, más vale prevenir. Si notas que tu pelo se cae o está más frágil, conviene que lo fortalezcas con un tratamiento preventivo. La presentación más  habitual es en forma de ampollas, que se deben aplicar dos o tres veces por semana, durante un periodo que oscila entre uno y tres meses.

 

4. Tratamiento con parches. Otra opción se encuentra en los parches, que se colocan en el hombro o la nuca. Este sistema garantiza que los activos que nutren el cuero cabelludo y estimulan la microcirculación pasen al torrente sanguíneo de forma gradual y continua durante 24 horas.

 

5. Extracto de cítricos. Los tratamientos incorporan activos, como el extracto de cítricos, dequinaode rusco, para mejorar lamicrocirculación del cuero cabelludo. El objetivoes conseguir que   los vasos sanguíneos lleguen hasta la raíz (concretamente a la papila dérmica) con los nutrientes necesarios. Si la papila no tiene una irrigación óptima, se atrofia, y el pelo cae.

 

6. Aminoácidos. Para que el pelo pueda crecer necesita 'alimento'. Los tratamientos aportan nutrientes, en forma de aminoácidos esenciales, que ayudan a reconstituir la queratina; así  como vitaminas (B3, B5yB6), complejos glucolipídicos o ácidos grasos esenciales (omega 6).

 

7. Colágeno. El colágeno, una proteína necesaria para sostener la fibra capilar, puede convertirse en un obstáculo para el crecimiento. Si se produce en exceso, se acumula en torno a  la raíz y se endurece, loque provoca el estrangulamiento del folículo. Consecuencia: no llegan los nutrientes necesarios. Para proteger el folículo, algunos tratamientos incorporan aminexil, una molécula que evita la rigidez del colágeno y logra un mejor anclaje del pelo.

 

8. El papel del estrés. Es una de las principales causas de la caída de cabello en la mujer. Esta situación genera radicales libres, que afectan a la tensión y a la circulación sanguínea. Ello provoca que los vasos se contraigan y disminuya el riego en el folículo piloso (la raíz).

 

9. Causas hormonales: en la menopausia es frecuente que se produzca una mayor caída de pelo. Ello se explica por la reducción de los niveles de estrógenos. Y es que estas hormonas femeninas ayudan a proteger el folículo de la acción de los andrógenos (hormonas masculinas), que actúan atrofiándolo.

 

10. Cuidado con la dieta. Una dieta pobre en proteínas o hierro puede ocasionar la pérdida de pelo. Así pues, si estás siguiendo un régimen hipocalórico para perder peso, conviene que estés alerta: la caída no es inmediata, sino que se produce normalmente al cabo de dos o tres meses. Una buena ayuda se encuentra en la nutricosmética. Son complementos  nutricionales que se toman por vía oral, que ayudan a combatir el problema “desde dentro” y refuerzan el efecto de los tratamientos tópicos. Estos complementos  incorporan nutrientes para fortalecer el cabello, como aminoácidos y extractos vegetales. El tratamiento, de dos comprimidos al día, se debe seguir un mínimo de tres meses.

 

11. El tinte, un enemigo. Un exceso de tintes, permanentes o decoloraciones pueden llegar a dañar el pelo. En estos casos conviene proporcionar a la melena unos cuidados extra: aumenta la frecuencia de la mascarilla capilar a dos veces por semana y refuerza la acción de las ampollas o los parches utilizando un champú anticaída específico. Este tipo de productos, además de lavar suavemente, restablecen el equilibrio del cuero cabelludo y lo preparan para recibir los activos de las ampollas.

 

12. Espuma fortificante. Otro complemento eficaz son las espumas fortificantes, que aumentan la resistencia y el brillo. Masaje en el cuero cabelludo Los expertos de los laboratorios Pierre Fabre recomiendan aplicarse un automasaje como complemento al tratamiento con ampollas, pues este favorece la penetración de productos. Háztelo con las yemas de los dedos, efectuando movimientos circulares. Hay que frotar hasta que se sienta el hormigueo de calor, que produce la circulaciónactivada. Los beneficios del masaje son muchos: mejora la circulación sanguínea, la vascularización de los tejidos y estimula el sistema linfático, además de aportar descanso y relajación, de manera que combate los  efectos negativos del estrés.