¿El triunfo las prefiere rubias?

10 famosas que se tiñeron de rubio para alcanzar el éxito

¿Y tú qué opinas?

16 de octubre de 2014, 16:55

Por EL HOMBRE CONFUSO

Ni morenas, ni castañas, ni pelirrojas, las famosas saben que si quieren triunfar en la vida, tienen que ser rubias. Eso así de cruel y así de sencillo. El dorado siempre ha sido sinónimo de éxito profesional, personal y también sexual. Los tonos rubios suavizan la expresión, hacen más agradable el rostro, dan luminosidad y son fácilmente combinables con todo. Olviden las melenas morenas, tan propensas a las canas, y díganle a su peluquera que vaya sacando el tinte. En cuanto prueben las primeras mechas californianas ya no van a querer parar. Y si hacemos caso a la experiencia de las celebrities, les lloverán las ofertas de trabajo, los hombres les pararán por la calle y, seguramente, les propondrán rodar una película o grabar un disco. ¿Quieren empezar una carrera como estrellas del pop? Pues fuera el castaño y bienvenido sea el rubio.

Con el auge del boom latino, la melena morena y los tonos de piel bronceados se hicieron un hueco en el seno de Hollywood. Todos querían ese toque exótico que prometen las curvas latinas -sin ir más lejos, la actriz Sofía Vergara tuvo que teñirse el pelo de moreno para que le hicieran caso, ya que los productores la rechazaban por no ser 'suficientemente latina'- Pero el tiempo nos ha confirmado que se trata de un mero espejismo. Las latinas, o al menos la mayoría, en cuanto tienen un momento, se decoloran la melena para estar más cómodas entre las estrellas de Hollywood. No se dejen engañar por la elección de Penélope Cruz como la mujer viva más sexy del planeta, es todo un espejismo. Piensen en Madonna, la ambición rubia, en Marilyn Monroe, la rubia más rubia de Hollywood, o en Beyoncé, la mujer más poderosa del show business, que, con el tiempo, ha ido acomodándose en un castaño tan claro que parece rubio. El éxito, queridas lectoras de Lecturas, pasa por el platino.

Aun así, vayan con cuidado. El rubio es un tono peligroso. A la mínima acabamos con una melena casi albina, con el pelo muy empobrecido por las decoloraciones y los tintes, y un aspecto nada natural. Hay que cuidar y vitaminar la melena si queremos triunfar -piensen en Paris Hilton, una de las ‘socialités’ con más presupuesto y peor pelo-. No escatimen y acuden a algunas de las peluquerías de las celebrities que les comentamos hace poco. Ahí les aconsejarán mejor que nadie. El salto a la fama está tan cerca que ya casi podrán olerlo. ¿No se lo creen? Pues repasen con nosotros a algunas de las famosas que decidieron volverse rubias para alcanzar el Olimpo de la fama. Porque, quieran o no, el rubio es casi un sentimiento.

Temas Relacionados

Lo más visto

  1. El peor momento de Antonio Orozco
  2. El nuevo dardo de José Luis Moreno dedicado a Sandra Barneda
  3. "Durante muchos años tuve miedo a hacerme las pruebas del VIH"
  4. Las cinco cosas que se llevó Alba Carrillo de casa de Feliciano López y que quizá tenga que devolver
  5. Esta semana, en Lecturas, Kiko, Makoke y sus hijos nos reciben en su casa